For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index

Prolapso de la Válvula Mitral

El prolapso de la válvula mitral (MVP, por sus siglas en inglés) afecta aproximadamente a 2% de las personas en los Estados Unidos. 1 (Los cálculos pasados eran más altos debido a errores en el diagnóstico.) Como el nombre sugiere, el MVP involucra prolapso de una de las válvulas del corazón, la válvula mitral.
La válvula mitral se encuentra en la abertura entre la aurícula izquierda y el ventrículo derecho y se abre y se cierra para que la sangre fluya en una sólo dirección (de la aurícula al ventrículo). En el MVP, la válvula mitral no logra realizar un ajuste adecuado y en cambio se regresa (prolapsa) de nuevo a la aurícula, produciendo un sonido que puede escucharse por medio del estetoscopio.
Generalmente el MVP es benigno. Sin embargo, algunas veces, la válvula mitral se ajusta tan mal que una gran cantidad de sangre se filtra del ventrículo a la aurícula. Esto se llama "regurgitación mitral" y puede ser peligrosa, requiriendo finalmente de cirugía.
En el pasado, se creía que un conjunto de síntomas llamados disautonomía ocurrían con frecuencia en asociación con el MVP. La disautonomía involucra disfunción del sistema nervioso autónomo (la parte del sistema nervioso que no se encuentra bajo control consciente). El MVP más la disautonomía solían llamarse "Síndrome del Prolapso de la Válvula Mitral." Se decía que los síntomas incluían:
  • Dolor de pecho sin causa médica aparente
  • Ataques de pánico/ansiedad
  • Palpitaciones cardíacas
  • Sudoración
  • Mareos
  • Aturdimiento
  • Debilidad
  • Problemas de equilibrio
  • Respuesta hipersensitiva por sobresalto
  • Falta de aliento
  • Entumecimiento u hormigueo en los dedos de las manos o de los pies
  • Hiperventilación
  • Sensibilidad a la cafeína y a otros estimulantes
Sin embargo, evidencias recientes indican que los síntomas de disautonomía ocurren sin una mayor frecuencia en las personas con MVP que en las personas sin MVP. En otras palabras, probablemente no existe conexión entre las dos enfermedades. Se dice que actualmente las personas a quienes se les diagnosticó previamente con Síndrome de MVP tienen dos enfermedades separadas: MVP más síntomas de disautonomía. La causa de estos síntomas de disautonomía no es evidente, pero probablemente involucra una respuesta al estrés.
El tratamiento convencional para el MVP involucra la supervisión regular de regurgitación mitral, junto con el mantenimiento del peso y la presión arterial normales para evitar el exceso de tensión en la válvula. Además, a las personas con MVP se les administran antibióticos antes de procedimientos quirúrgicos o dentales. Esos procedimientos pueden liberar bacterias en el torrente sanguíneo y, en las personas con MVP, las bacterias pueden adherirse a las válvulas y causar infección (una enfermedad llamada endocarditis). El tratamiento antibiótico puede prevenir esto.
Las personas con MVP que también presentan síntomas de disautonomía de igual manera pueden tratarse por separado para esos síntomas.

Principales Tratamientos Naturales Propuestos

Los niveles bajos de magnesio pueden causar algunos síntomas similares a la disautonomía. Un estudio evaluó a 141 personas con MVP y disautonomía y encontró que 60% de éstas tenían niveles bajos de magnesio en la sangre. 2 Este subgrupo de personas con niveles bajos de magnesio fueron enlistados en un ensayo cruzado doble ciego controlado por placebo de 10 semanas . (Recibieron suplementos de placebo o de magnesio durante 5 semanas y después fueron "cruzados" al otro grupo.) Las personas que recibieron magnesio experimentaron una reducción significativa en los síntomas disautónomos, tales como dolor en el pecho, palpitaciones, ansiedad y falta de aliento.
Observe que no es probable que estas personas padecieran de deficiencia de magnesio. Se cree que la deficiencia de magnesio es una enfermedad rara. De manera más probable, los niveles bajos de magnesio son consecuencia de algún otro factor que también causa síntomas de disautonomía. A pesar de esto, la complementación con magnesio podría ayudar a tratar dichos síntomas. Sin embargo, se necesitan más estudios para dar validez a esta posibilidad prometedora.
Para obtener más información, incluyendo la dosis y las cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo sobre magnesio .

Otros Tratamientos Naturales Propuestos

Con frecuencia también se recomiendan diferentes hierbas y suplementos que se asume por hipótesis ayudan al corazón de maneras diversas (tales como tratar la insuficiencia cardíaca congestiva o prevenir la enfermedad de las arterias coronarias) para el MVP, en principios generales. Estos incluyen: arginina , CoQ 10 , creatina , espino , L-carnitina , OPC , taurina , vitamina B 1 y vitamina E . Sin embargo, no existen razones científicas para creer que alguno de estos tratamientos naturales ayudaría en el MVP.
Un diversidad de otros tratamientos naturales se usan para tratar ansiedad - síntomas relacionados con la disautonomía. Estos incluyen los siguientes: Los tratamientos naturales usados para el estrés también pueden ser útiles.
Una forma seria de disfunción del sistema nervioso autónomo puede ocurrir en las personas con diabetes. Los suplementos de ácido lipoico , acetil-L-carnitina y GLA (ácido gamma-linolénico) han demostrado cierta promesa para esta enfermedad y por esta razón se han recomendado para el tratamiento de los síntomas disautónomos citados arriba.

Hierbas y Suplementos que Puede Usar Sólo con Precaución

Numerosas hierbas y suplementos pueden interactuar de manera adversa con los medicamentos usados para tratar el prolapso de la válvula mitral. Para obtener más información sobre este riesgo potencial, consulte el artículo individual de cada medicamento en la sección interacciones con medicamentos de ésta base de datos.

References

1 Freed LA, Levy D, Levine RA, et al. Prevalence and clinical outcome of mitral-valve prolapse. N Engl J Med . 1999;341:1 - 7.

2 Lichodziejewska B, Klos J, Rezler J, et al. Clinical symptoms of mitral valve prolapse are related to hypomagnesemia and attenuated by magnesium supplementation. Am J Cardiol . 1997;79:768 - 772.

Revision Information