For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index

Diagnóstico y Pronóstico de Cáncer Uterino (Endometrial)

El díagnóstico y pronóstico de cáncer uterino incluyen lo siguiente:

Revisión de Historial Médico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. El síntoma inicial más común de cáncer uterino es el sangrado anormal del útero. Después de la menopausia, cualquier mujer que tenga sangrado vaginal debería ser evaluada por la posibilidad de cáncer uterino. El médico preguntará acerca de su historial reproductivo, incluyendo la edad en la que comenzó a menstruar, embarazos, si usted es menopáusica, y su edad al momento de la menopausia. Estos factores pueden proporcionar pistas sobre su exposición al estrógeno, un factor de riesgo conocido para el cáncer uterino. El médico también puede preguntar si hay un historial familiar de cáncer y cuáles medicamentos toma. Probablemente, el médico también preguntará acerca de las siguientes condiciones médicas relacionadas con un riesgo incrementado de la enfermedad:

Examen Físico

El médico realizará un examen físico, incluyendo un examen pélvico. Esta prueba se realiza en un consultorio médico. Usted se cambiará la ropa por una bata de hospital y se recostará boca arriba en la mesa de examinación. Habrá estribos al final de la mesa donde usted puede descansar los pies. Como parte del examen pélvico, se examinarán sus genitales externos en busca de señales de infección y enrojecimiento. Después, el médico deslizará un espéculo dentro de su vagina. Esto permita que el área se abra ligeramente. Esto no debería doler o punzar, pero podría ser incómodo. Después que termine el médico, se retirará el espéculo. Entonces, el médico colocará dos dedos enguantados dentro de su vagina mientras presiona sobre la parte baja de su abdomen. Esto identifica el tamaño, forma, y posición de su útero, trompas de falopio, y ovarios. Entonces, el médico colocará un dedo dentro de su vagina y un dedo en su recto para examinar los tejidos que separan esos órganos.
Usted no debería sentir dolor durante el examen, pero podría sentir presión ligera. Si usted está experimentando dolor, dígaselo a su médico. Usted podría tener un vestigio de sangrado vaginal posteriormente.

Examen de Diagnóstico

Biopsia endometrial - Durante un examen pélvico en el consultorio médico, el doctor retirará una muestra de tejido del recubrimiento del útero. Con frecuencia, se usa un instrumento llamado tenáculo para raspar el cérvix. Se pasa un instrumento flexible y delgado a través de la vagina y se inserta dentro del útero. Usando esta herramienta de biopsia, el médico retira una pequeña muestra de tejido endometrial.
Esta muestra se enviará al laboratorio donde un patólogo la examinará para buscar células cancerosas. La mayoría de las pacientes reportan calambres abdominales, dolor, tirones, y/o presión durante la biopsia.
Dilatación y curetaje (D & C) - Este es un procedimiento quirúrgico más minucioso, el cual se usa frecuentemente para obtener una muestra más extensa de tejido del recubrimiento del útero. El médico inserta una serie de dilatadores, cada herramienta ligeramente más gruesa que la siguiente, dentro de la vagina para abrir gradualmente los músculos cervicales contraídos fuertemente y para incrementar el tamaño de la abertura del útero. Se inserta un instrumento similar a una cuchara, llamado cureta, y se usa para raspar el recubrimiento uterino y retirar tejido a través de la vagina.
Histeroscopía - Este es un procedimiento quirúrgico que se puede realizar junto con una D & C. Este procedimiento permite que el médico vea el interior del útero a través de un lente y una cámara.
Ultrasonografía - Este es un método de tomar imágenes del interior del cuerpo usando ecos de ondas sonoras para crear una imagen. Esto se usa frecuentemente en la evaluación inicial de sospecha de cáncer uterino. La ultrasonografía vaginal se realiza al colocar una sonda en la vagina para tomar imágenes del útero. El engrosamiento anormal del endometrio (recubrimiento del útero) puede ser una señal de cáncer uterino y por lo general se evalúa posteriormente con una biopsia .

Citología

La citología es el estudio de las células. La citología de las células del cáncer difiere significativamente de las células normales, y los médicos usan las características celulares únicas vistas en las muestras de biopsias para determinar el diagnóstico y valorar el pronóstico de un cáncer.
Si se encuentra cáncer, el patólogo examinará las células cancerosas para determinar el tipo y grado del cáncer. En el cáncer, el término grado se refiere al patrón de crecimiento de las células y la apariencia de las células individuales mientras se ven bajo un microscopio. Los tumores de grado bajo tienen una apariencia más similar al tejido uterino normal. Mientras menos se parezcan las células al tejido uterino normal, es más alto el grado del tumor que se asigna.
En general, mentras más bajo sea el grado del tumor, es mejor el pronóstico. El tipo de tumor también es importante. El tipo más común de cáncer uterino es el adenocarcinoma endometroide. Aproximadamente del 5% al 10% de los cánceres uterinos son carcinomas de célula transparente o carcinomas serosos, los cuales son más agresivos. También se pueden realizar pruebas para revisar la presencia de células receptoras de progesterona (una hormona femenina). Los tipos de cáncer endometrial con células receptoras de progesterona crecen y se propagan más lentamente que los tipos de cáncer sin los receptores.

Clasificación en Etapas

La clasificación en etapas es el proceso mediante el cual los médicos determinan el pronóstico de un cáncer que ya se ha diagnosticado. La clasificación en etapas es esencial para tomar decisiones de tratamiento (p.e., cirugía vs. quimioterapia ). Se usan varias características del cáncer para llegar a la clasificación de la etapa, la más común es el tamaño del tumor original, la extensión de invasión local, y la propagación a sitios distantes (metástasis). Las clasificaciones de baja etapa (0-1) implican un pronóstico favorable, mientras que las clasificaciones de alta etapa implican un pronóstico desfavorable.
La clasificación de la etapa para el cáncer uterino por lo general se realiza al momento del tratamiento, por ejemplo, durante una histerectomía para extirpar el útero. Los estudios de imagen, como Tomografías Computarizadas , se pueden usar para ayudar a determinar si el cáncer se ha propagado
Clasificación
Etapa I - El cáncer se limita al útero; no se ha propagado al cérvix. Esta etapa se divide en IA, IB, y IC, dependiendo de qué tan lejos se ha propagado la enfermedad dentro de los músculos del útero.
Etapa II - El cáncer se ha propagado al cérvix pero no más allá del cérvix. La etapa II se divide en IIA, y IIB, dependiendo de qué tan lejos se haya propagado la enfermedad dentro del cérvix.
Etapa III - El cáncer se ha propagado más allá del útero y cérvix dentro de la pelvis, pero no más allá de la pelvis. Esta etapa se divide en tres subetapas:
  • IIIA - El cáncer se ha propagado al tejido conectivo alrededor del útero, ovarios, o trompas de falopio, o hay células cancerosas en el líquido en la cavidad pélvica.
  • IIIB - El cáncer se ha propagado a la vagina.
  • IIIC - El cáncer se ha propagado a los nódulos linfáticos cerca del útero (en la pelvis o alrededor de la aorta).
Etapa IV - el cáncer se ha propagado más allá de la pelvis. Esta etapa se subdivide en dos etapas:
  • IVA - El cáncer se ha propagado a la superficie del recubrimiento interior de la vejiga o recto.
  • IVB - El cáncer se ha propagado a los nódulos linfáticos en el abdomen (aparte de dentro de la ingle o alrededor de la aorta) u órganos distantes.
Cáncer uterino recurrente se refiere al cáncer que ha regresado después del tratamiento.

Pronóstico

Pronóstico es una previsión del curso probable y/o resultado de una enfermedad o condición. El pronóstico se expresa con más frecuencia como el porcentaje de pacientes que se espera que sobrevivan en el transcurso de cinco o diez años. El pronóstico de cáncer es un proceso notablemente inexacto. Eso se debe a que las predicciones están basadas en la experiencia de grandes grupos de pacientes que padecen cáncer en varias etapas. Usar esta información para predecir el futuro de un paciente individual siempre es imperfecto y con frecuencia defectuoso, pero es el único método disponible.
Los índices de supervivencia a cinco años para el cáncer uterino son:
Etapa I: 90%
Etapa II: 70%-85%
Etapa III: 50%
Etapa IV: 10%-30%

References

Abeloff M. Clinical Oncology. 2nd ed. Orlando, FL: Churchill Livingstone, Inc; 2000: 1987-2008.

American Cancer Society website. Disponible en: http://www.cancer.org/.

Bast R, Kufe D, Pollock R, et al, eds. Cancer Medicine. 5th ed. Hamilton, Ontario: BC Decker Inc; 2000.

National Cancer Institute website. Disponible en: http://www.nci.nih.gov/.

Rakel R. Bope E, ed. Conn's Current Therapy. 54th ed. St. Louis, MO: WB Saunders; 2002: 1094-1096.

Revision Information

  • Reviewer: Igor Puzanov, MD
  • Update Date: 09/26/2012