For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index

Terapia Hormonal para el Cáncer

Las hormonas son mensajeras químicas que regulan las funciones específicas del cuerpo. Son producidas por varias glándulas del cuerpo y entran al torrente sanguíneo, donde viajan a otros tejidos y ejercen su influencia. Ciertas hormonas pueden influenciar el crecimiento de tumores cancerosos. La terapia hormonal se usa en el tratamiento para el cáncer para aumentar o interferir con la actividad de estas hormonas.
Las hormonas son responsables de muchas funciones en nuestros cuerpos. Por ejemplo, la glándula tiroides secreta la hormona tiroidea, que desempeña un papel en la regulación de la temperatura corporal, la reproducción, la salud ósea y el metabolismo de la glucosa - por nombrar sólo algunas. La glándula paratiroidea secreta la hormona paratiroidea, que es la hormona más importante que controla el equilibrio de calcio de la sangre. Las gónadas producen las hormonas sexuales esteroides: Estrógenos, progesteronas y testosterona, que, entre otras cosas, son responsables de las características sexuales secundarias en las mujeres y en los hombres. Estos ejemplos, que representan sólo un conjunto de las hormonas que circulan dentro de nuestros cuerpos, ilustran qué tan esenciales son las hormonas para la salud.
Este reporte incluye lo siguiente:¿Cómo funciona la terapia hormonal?¿Para qué se usa la terapia hormonal?¿Cuáles son los tipos de terapia hormonal?¿Qué efectos negativos pueden ocurrir con la terapia hormonal?¿Qué tipos de cáncer suele tratar la terapia hormonal?

¿Cómo Funciona la Terapia Hormonal?

Algunos tumores surgen en tejidos que son sensibles al control de crecimiento hormonal. Los tejidos que son enormemente afectados por las hormonas incluyen los senos y la próstata. El estrógeno promueve el crecimiento de ciertos tipos de cáncer de mama y la testosterona promueve el crecimiento de ciertos tipos de cáncer de próstata.
Puesto que el crecimiento de ciertos tumores depende de hormonas específicas, es comprensible que la alteración - ya sea por aumento o disminución - de los niveles de hormonas del cuerpo pueden afectar el crecimiento de un tumor. La terapia hormonal intenta controlar un tumor en estos tejidos sensibles a las hormonas al manipular la actividad de las mismas.
Las hormonas y los antagonistas de las hormonas ejercen su poder en un número diferentes de formas. Algunos agentes actúan directamente sobre las células cancerígenas. Otros agentes actúan indirectamente sobre las glándulas productoras de hormonas, aumentando o disminuyendo la producción de sus hormonas respectivas.
Algunas células cancerígenas tienen receptores de hormonas sobre sus superficies. Estos receptores actúan como un puerto de carga. Las hormonas se conectan con la célula cancerígena en el receptor y facilitan el crecimiento del tumor. El qué tan receptivo es un tumor a la terapia hormonal depende de ciertos factores, incluyendo la cantidad de receptores de hormonas presentes sobre o dentro de las células del tumor.

¿Para Qué se Usa la Terapia Hormonal?

La terapia hormonal se usa para los tipos de cáncer que crecen en los tejidos sensibles a las hormonas. El cáncer de mama y el cáncer de próstata son los objetivos más comunes de la terapia hormonal. La terapia hormonal también se usa para el cáncer endometrial y el cáncer tiroideo.

¿Cuáles Son los Tipos de Terapia Hormonal?

Terapia con Medicamentos
Los medicamentos usados en la terapia hormonal se encuentran en las siguientes clasificaciones generales:
  • Estrógenos y antiestrógenos
  • Andrógenos y antiandrógenos
  • Progestina
  • Análogos hormonales de liberación de gonadotropina (HLGn)
  • Inhibidores de aromatasa
Estrógenos y Antiestrógenos
Una de las funciones psicológicas normales de los estrógenos es promover el desarrollo de las características sexuales secundarias femeninas. En los adultos, el estrógeno continúa estimulando el crecimiento de células en los conductos glandulares de las mamas y el recubrimiento endometrial del útero. Los estrógenos y los antiestrógenos comunes usados para la terapia hormonal son los moduladores receptores de estrógenos selectivos y el dietilestilbestrol.
Moduladores Receptores de Estrógenos Selectivos (MRES)
Los moduladores receptores de estrógenos selectivos (MRES) son tanto estrogénicos como antiestrogénicos. Es decir, actúan como estrógenos en algunas partes del cuerpo, como en los huesos, pero obstruyen el efecto de estrógenos en otros tejidos, como en las mamas. Un MRES funciona al enlazarse con los receptores de estrógenos en el cuerpo. No todas las partes del cuerpo tienen estos receptores y no todos los receptores son iguales. Los receptores de estrógenos en los huesos son diferentes a los receptores de estrógenos en el tejido del pecho. Esto permite que los MRES tengan un efecto en una clase de tejido y un efecto diferente en otro tipo de tejido.
Los ejemplos de MRES incluyen los siguientes:
  • Tamoxifeno (Nolvadex) - usado con más frecuencia en combinación con otros tratamientos para mujeres con cáncer de mama resecado (resecado quiere decir que la lesión inicial ha sido extirpada)
  • Tamoxifeno (Nolvadex) - usado en el tratamiento de cáncer metastásico de mama
  • Tamoxifeno (Nolvadex) - actualmente usado para tratar la osteoporosis, pero se está poniendo a prueba en ensayos clínicos para el cáncer de mama
Dietilestilbestrol (DES)
El dietilestilbestrol (DES)es un estrógeno sintético. Se usa para que sea la terapia hormonal principal para el cáncer metastásico posmenopaúsico de mama. Sin embargo, ha sido reemplazado en gran parte por el tamoxifeno, que presenta una eficacia similar pero menor toxicidad. El DES está asociado con un riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos que ponen en peligro la vida. Algunas veces se usa el DES en el cáncer metastásico de mama que es hormonalmente sensible pero que no ha respondido a otras terapias hormonales múltiples. El DES también se usa en hombres con cáncer metastásico de próstata.
El DES adquirió cierta notoriedad cuando fue recetado desde principios de 1940s hasta 1971 para ayudar a las mujeres embarazadas con riesgo de parto prematuro. Entre las hijas de mujeres que usaron DES durante sus embarazos, el DES ha estado relacionado con un mayor riesgo de carcinoma de células claras de la vagina.
Andrógenos y Antiandrógenos
Los andrógenos son hormonas que se encuentran tanto en los hombres como en las mujeres, pero comúnmente se les conoce como hormonas sexuales masculinas. Promueven el desarrollo y el mantenimiento de las características sexuales masculinas. Los andrógenos desempeñan un papel esencial en la función reproductiva y sexual de los hombres.
Los andrógenos se usan en las mujeres con cáncer metastásico de mama. Se desconoce su mecanismo preciso de acción. La hipótesis es que la administración de andrógenos desvía la síntesis de estrógenos que ocurre en las glándulas suprarrenales. Indirectamente esto da como resultado una disminución del nivel de estrógenos en la sangre.
Los ejemplos de andrógenos incluyen los siguientes:
  • Fluoximesterona (Halotestin)
  • Metiltestosterona (Android, Oreton, Testred)
Los antiandrógenos se usan en hombres con cáncer metastásico de próstata. Son los antagonistas receptores de andrógenos. Esto significa que los antiandrógenos se unen al receptor de andrógenos y previenen que el enlace de dihidrotestosterona. La dihidrotestosterona estimula el crecimiento nuevo de células de la próstata, incluyendo nuestras células cancerígenas de la próstata. Generalmente estos medicamentos se usan con orquiectomía o Análogos HLGn (vea la descripción de abajo).
Los ejemplos de antiandrógenos incluyen los siguientes:
  • Flutamida (Eulexin)
  • Bicalutamida (Casodex)
  • Nilutamida (Nilandron)
Progestina
La progestina es la forma sintética de la progesterona. La progesterona es una hormona secretada por los ovarios y el recubrimiento endometrial del útero. Al actuar con el estrógeno, promueve el desarrollo del pecho y el crecimiento de las células endometriales durante el ciclo menstrual.
Se desconoce el mecanismo exacto de la acción de la progestina en el tratamiento del cáncer. Algunas hipótesis sugieren que las progestinas pueden funcionar al suprimir la producción de estrógenos de las glándulas suprarrenales (una fuente alterna particularmente en las mujeres postmenopáusicas), disminuyendo los niveles de receptores de estrógenos o alterando el metabolismo hormonal del tumor. También se cree que pueden aniquilar a las células tumorosas directamente.
Las progestinas comúnmente se usan en el control del cáncer uterino avanzado. También pueden usarse para el cáncer de mama avanzado, aunque este uso ha sido menos común, debido, un tanto, a las numerosas opciones de tratamiento con antiestrógenos disponibles. Ocasionalmente, las progestinas se usan como terapia hormonal para el cáncer de próstata.
Los ejemplos de medicamentos con progestina incluyen los siguientes:
  • Megestrol (Megace)
  • Acetato de progesterona (Depo-Provera)
Análogos Hormonales Liberadores de Gonadotropina (HLGn)
Cuando son liberados del hipotálamo en el cerebro, los análogos hormonales liberadores de gonadotropina (HLGn) estimulan la glándula pituitaria para que produzca gonadotropinas. Las gonadotropinas son hormonas que estimulan la síntesis de andrógenos en los testículos y la síntesis de estrógenos en los ovarios (hormonas que pueden continuar promoviendo el crecimiento de células cancerígenas). Cuando los análogos HLGn se administran por primera vez, pueden causar un aumento en la liberación de gonadotropinas. Pero con la administración continuada, los análogos HLGn bloquearán la liberación de gonadotropina y por lo tanto disminuirá la síntesis de andrógenos y estrógenos.
Los análogos HLGn se usan para tratar el cáncer metastásico de próstata. También están aprobados por la FDA para el tratamiento de cáncer metastásico de mama en las mujeres premenopáusicas.
Los ejemplos de análogos HLGn incluyen los siguientes:
  • Goserelina (Zoldadex)
  • Leuprolida (Lupron)
Inhibidores de Aromatasa
Tanto en hombres como en mujeres, una pequeña cantidad de andrógenos se convierte continuamente en estrógenos por la enzima aromatasa. Los inhibidores de aromatasa obstruyen la acción de ésta, dejando menos estrógenos disponibles para estimular los receptores de estrógenos en las células cancerígenas.
Los inhibidores de aromatasa se usan principalmente en las mujeres premenopáusicas. Puesto que la producción de ovarios de estrógenos es escasa en las mujeres premenopáusicas, la conversión de andrógenos llega a ser una fuente alterna importante. En las mujeres premenopáusicas, donde la fuente principal de estrógenos es el ovario, los inhibidores de aromatasa son menos efectivos.
Los ejemplos de inhibidores de aromatasa incluyen los siguientes:
  • Aminoglutetimida (Cytadren)
  • Letrozol (Femara)
  • Anastrozol (Arimidex)
Octreótida (Sandostatin)
La octreótida se usa en la terapia de síndrome carcinoide, que se caracteriza por enrojecimiento de la piel, calambres abdominales y diarrea. Generalmente el síndrome es causado por tumores carcinoides metastásicos intestinales que secretan cantidades excesivas de ciertas hormonas, a saber serotonina y péptida intestinal vasoactiva. Se está investigando la octreótida como una terapia potencial para el cáncer de mama y pancreático.
Terapia de Reemplazo de la Tiroides (Sintroide o Levotiroxina)
Ciertos tipos de cáncer de la tiroides (cáncer papilar y cáncer folicular) son muy sensibles a los niveles hormonales tiroideos. La terapia de reemplazo de la tiroides se administra de manera típica después de la cirugía o de tratamientos radiactivos con yodo. El reemplazo de la tiroides tiene dos propósitos:
  • Proporcionar las hormonas que su tiroides ya no puede fabricar, como resultado de la cirugía
  • Para suprimir el crecimiento de algunas células cancerígenas tiroideas
Cirugía
El enfoque quirúrgico para la terapia hormonal es para extirpar la fuente de la hormona.
Los ovarios son la fuente principal de estrógenos en las mujeres premenopáusicas. La ooforectomía, le extirpación quirúrgica de los ovarios, puede ser usada en las mujeres premenopáusicas para tratar el cáncer de mama avanzado.
Los testículos son la fuente principal de producción de testosterona. Para el cáncer de próstata, la orquiectomía, extirpación de los testículos, puede ser considerada en casos avanzados.

¿Qué Efectos Negativos Pueden Ocurrir con la Terapia Hormonal?

Las terapias hormonales tienen efectos secundarios, algunos de los cuales son severos, pero generalmente no ponen en peligro la vida. Generalmente los efectos secundarios ocurren cuando los agentes hormonales afectan los tejidos del cuerpo aparte de los tejidos de objetivo. El propósito para el desarrollo futuro de agentes hormonales será diseñar una terapia que atacará solamente a los tejidos de objetivo, mientras se moderan aquellos asociados con los efectos secundarios.
Cada uno de los medicamentos usados en la terapia hormonal porta sus propios riesgos de efectos secundarios:
Estrógenos y Antiestrógenos
Uno de los efectos secundarios más comunes de la terapia de estrógenos es el malestar gastrointestinal, que se manifiesta por náuseas y vómito. Otros efectos secundarios incluyen retención de líquidos, niveles de calcio altos en la sangre - de los cuales ambos pueden ser severos - sangrado uterino y disminución de la energía sexual. Los hombres pueden experimentar ginecomastía (crecimiento del pecho) e impotencia.
Los efectos secundarios más comunes de los SERM (antiestrógenos) son los bochornos. Además, las mujeres pueden experimentar sangrado y secreción vaginal, cambios en el estado de ánimo y alteraciones visuales. El cáncer uterino, los coágulos sanguíneos y las cataratas son efectos secundarios raros, pero serios.
El tamoxifeno se ha asociado con un aumento tres veces mayor en la incidencia de cáncer endometrial cuando se compara con la población general; esto se traduce en un riesgo absoluto de 0.5% contra 0.15%, en realidad una incidencia muy pequeña.
Andrógenos y Antiandrógenos
Los efectos secundarios de los andrógenos son efectos de masculinización, incluyendo hirsutismo (crecimiento excesivo del cabello), calvicie con patrón masculino, adelgazamiento de la voz, acné y una libido aumentada.
El efecto secundario más común de los antiandrógenos es el malestar gastrointestinal - diarrea, algunas veces con dolor y calambres gastrointestinales. Con frecuencia la ginecomastía (crecimiento del pecho) ocurre en los hombres, pero puede ser controlado con terapia asociada. Una complicación rara, pero posiblemente mortal, es la toxicidad hepática. La nilutamida tiene dos efectos secundarios únicos: Ceguera nocturna y toxicidad pulmonar.
Progestina
Las progestinas son relativamente bien toleradas. Los efectos secundarios principales son el subir de peso y las irregularidades menstruales.
Análogos Hormonales Liberadores de Gonadotropina (HLGn)
Los principales efectos secundarios asociados con las HLGn son bochornos, sudoración y náuseas. Este tratamiento también está asociado con la impotencia y la disminución de la libido. Algunas personas reportan dolor óseo pasajero si el cáncer se localiza en sus huesos.
Inhibidores de Aromatasa
Los inhibidores de aromatasa pueden causar osteoporosis y fracturas óseas. Otros efectos secundarios incluyen falta de energía, hipertensión, náuseas, vómito, hipotiroidismo y sarpullido.
Octreótida (Sandostatin)
Generalmente la octreótida es bien tolerada, pero puede causar bradicardia (pulso cardíaco lento), diarrea, hipoglicemia (azúcar baja en la sangre), hiperglicemia (azúcar alta en la sangre) e hipotiroidismo.

¿Qué Tipos de Cáncer Suele Tratar la Terapia Hormonal?

Para obtener detalles sobre el uso de terapias hormonales para tipos específicos de cáncer, vea los reportes individuales de cáncer.
Cáncer de SenoCáncer de RiñónCáncer de la TiroidesCáncer Uterino (endometrial)

References

DeVita VT, Hellman S, Rosenberg SA, eds. Cancer: Principles & Practice of Oncology , 6th ed. Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins;2001:478-488.

Hormone therapy for breast cancer. American Cancer Society Web Site. Available at: http://www.cancer.org/ . Accessed December 9, 2002.

Otto SE. Oncology Nursing , 4th ed. St. Louis, MO: Mosby, Inc; 2001:676-677.

Raloxifene fact sheet. National Women's Health Information Center Web Site. Available at: http://www.4woman.gov . Accessed on December 9, 2002.

Townsend CM, Beauchamp DR, Evers MB, Mattox KL, Sabiston DC, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice, 16th ed. Philadelphia, PA: WB Saunders Company;2001:582-589.

Revision Information

  • Reviewer: Igor Puzanov, MD
  • Update Date: 09/26/2012