For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index

En sus propias palabras: Viviendo con cáncer de vejiga

Living With image
Norman tiene 70 años y vive en Spooner, Wisconsin, donde es dueño de una librería la cual dirige con su esposa. Hace un año, el descubrió que tenía cáncer de vejiga. Después de una visita a su doctor la semana pasada se enteró que su vejiga ahora está "agradable y limpia".
¿Cuál fue la primera señal de que algo andaba mal? ¿Cuáles síntomas experimentó?
En octubre de 2001, comencé a pasar coágulos de sangre en mi orina. También sentí una ligera sensación de urgencia de orinar, que posteriormente empeoró con el tiempo. Debido a que mi esposa había estado planeando hacerse la cirugía electiva de rodilla después del Día de Gracias, decidí esperar hasta diciembre para informarle de mis síntomas. Por supuesto, ella me animó a ver a mi doctor de inmediato.
¿Cómo fue la experiencia del diagnóstico?
Después de consultar a mi médico de cabecera, me remitió con un urólogo, que utilizó un cistoscopio para inspeccionar mi vejiga. Un cistoscopio es un instrumento muy pequeño con un tubo largo, flexible y espigado con una pequeña luz al final, que se introduce en la uretra. En esa época, el urólogo dijo que era un tumor, probablemente cáncer. Posteriormente, el urólogo tomo una biopsia al momento de la cirugía y dijo que parecía ser una forma de cáncer superficial y agresiva.
¿Cuál fue su reacción inicial y a largo plazo al diagnóstico?
Por supuesto, mi esposa y yo estábamos muy preocupados, pero no tuvimos episodios de llanto u otra cosa. Confiamos en el doctor para que nos aconsejara acerca de las opciones de tratamiento.
¿Cómo se trata un cáncer de vejiga?
En febrero de 2002, tuve un tratamiento quirúrgico para extraer el tumor, que se llama resección transuretral de la vejiga. Ingrese al hospital un lunes y regresé a casa el martes por la tarde. Durante el procedimiento, se introduce un cistoscopio en la vejiga a través de la uretra. Después se introduce una pequeña herramienta por medio del cistoscopio para quemar el tumor.
Unas semanas después, una cistoscopia de seguimiento mostró evidencia de que todavía quedaba tumor, así que regrese al hospital para una segunda resección transuretral de la vejiga.
Además, recibí una forma de tratamiento biológico en el cual el Bacille Callmette-Guérin (BCG), una forma viva debilitada de la bacteria que provoca la tuberculosis, se introduce dentro de la vejiga. El BCG es muy eficaz para el tratamiento del cáncer superficial de vejiga. Fui al hospital una vez a la semana durante seis semanas como un paciente externo para que se me introdujera la bacteria a través de un catéter. Iba a casa a recostarme por dos horas. Después se me indicó que orinara en la taza mientras me sentaba y la limpiaba con una solución de blanqueador para evitar expander la bacteria viva alrededor.
Después de que terminaron mis tratamientos, se me pidió que fuera a ver al doctor cada cuatro meses para tener una cistoscopia de seguimiento para verificar si había regresado el cáncer. A partir de febrero de 2003, después de varias revisiones de "limpieza", se me dijo que regresara al doctor cada seis meses.
¿Tuvo que hacer algún cambio de estilo de vida o de dieta en respuesta al cáncer de vejiga?
Al principio, no podía levantar más de 10 libras durante 6 semanas después del procedimiento. Pero aparte de eso, llevo el mismo estilo de vida que tenía antes de saber que tenía cáncer de vejiga. El doctor me dice, que para ser un hombre de 70 años, estoy en excelente forma. No tomo medicamentos recetados y tomo un multivitamínico diario, que he tomado desde que tenía 50 años - un pequeño "seguro" extra.
¿Buscó algún tipo de apoyo emocional?
No, mi esposa y yo nos brindamos todo el apoyo que necesitamos.
¿El cáncer de vejiga tuvo algún impacto sobre su familia?
No específicamente. Por supuesto, mi esposa estaba preocupada, principalmente porque había trabajado como enfermera. Pero sabía a que atenerse y lo ha afrontado de buena forma. También decidimos no decirle a nuestros tres hijos acerca del cáncer hasta un día antes de la cirugía. ¡Recibí muchos reclamos de ellos debido a eso! Pero sabía que se preocuparían. Además ellos viven a lo largo de la costa Este y habrían dejado todo para venir a visitarme. ¿Pero que hubieran podido hacer aquí? Nada. Creo que fue la decisión adecuada.
¿Qué consejo le daría a cualquiera que esté viviendo con cáncer de vejiga?
No se deje llevar - el cáncer de vejiga se puede tratar. No hay sentido en reaccionar impulsivamente. Si tiene cáncer, tiene cáncer. El doctor me dijo que regresaría, pero también me dijo cómo tratarlo y parece haber funcionado hasta ahora. Así que hágase revisiones regulares y haga lo que le recomiende su doctor.
Como se le dijo a Diane Voyatzis, RD
Febrero del 2003
Las entrevistas fueron realizadas en el pasado y pudieran no reflejar estándares y prácticas actuales en la medicina. Hable con su médico para conocer mayores detalles sobre cómo esta condición es manejada y diagnosticada en el presente, así como para conocer que tratamientos son los adecuados para usted.