For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index

DHEA (Dehidroeplandrosterona)

Formas del Complemento / Nombres Alternos :

  • Sulfato de DHEA
La dehidroepiandrosterona (DHEA), una hormona producida por las glándulas suprarrenales, es la hormona más abundante en la familia de los esteroides que se encuentra en el torrente sanguíneo. Su cuerpo utiliza la DHEA como el material de partida para hacer las hormonas sexuales; la testosterona y el estrógeno.
Un cúmulo significativo de evidencia indica que la DHEA podría ser útil para la enfermedad autoinmune lupus, al menos en las mujeres. La DHEA también puede ayudar a prevenir la osteoporosis (de nuevo, en mujeres). Además, la DHEA parece ser benéfica cuando se toma junto con un tratamiento estándar en las mujeres con insuficiencia suprarrenal.
Otros usos con alguna evidencia incluyen mejoría de la función sexual en hombres y mujeres y en aliviar la depresión. Sin embargo, tenga en cuenta que la DHEA no es un complemento natural. La DHEA que puede comprar en la tienda está hecha por un proceso químico sintético, y es una hormona, no un nutriente. Aunque la DHEA parece ser segura de usar en el corto plazo, su seguridad cuando se toma por períodos prolongados es desconocida.

Fuentes

El cuerpo produce su propia DHEA; obtenemos muy poco en nuestra dieta. La producción de DHEA alcanza su punto más alto en las primeras etapas de la vida y empieza a declinar cuando alcanzamos la adultez. A los 60 años, nuestro cuerpo produce sólo de un 5 a un 15% de lo que producía cuando teníamos 20 años. No está claro sí esta declinación de la DHEA sea mala, pero algunos creen que puede contribuir al proceso del envejecimiento.
Para su uso como complemento dietético, la DHEA se produce de forma sintética de sustancias que se encuentran en las semillas de la soya. Contrariamente a la creencia popular, no existe DHEA en ñame salvaje .

Dosis Terapéuticas

Una dosis terapéutica típica de DHEA es de 50 a 200 mg diarios, aunque algunos estudios utilizan dosis por encima y por debajo de este rango. Una crema que contenga un 10% de DHEA también se puede usar; se aplica típicamente en la piel con una dosis de 3 a 5 g diarios.
Los médicos a veces revisan los niveles de DHEA y ajustan la dosis diaria para alcanzar niveles sanguíneos de 20 a 30 nmol/t.

Usos Terapéuticos

Mucha de la evidencia de los beneficios de la DHEA implican resultados observados en mujeres.
Un cúmulo significativo de evidencia indica que la DHEA puede ayudar a reducir los síntomas en las mujeres con lupus. 1 - 3,38
Evidencia creciente sugiere que la DHEA también puede ser útil para prevenir o tratar la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas (especialmente aquellas de más de 70 años) y mujeres con anorexia nerviosa; sin embargo, la DHEA no parece ayudar a contrarrestar la osteoporosis en los hombres. 4 - 6,23,74
Dos estudios doble ciego de ancianos 11,37 encontraron que el uso actual de la DHEA podría mejorar la función sexual femenina . La DHEA también ha mostrado ser prometedora para mejorar la disfunción eréctil que comienza en hombres que tienen niveles bajos de DHEA en la sangre. 14 Sin embargo, en un estudio doble ciego, las mujeres más jóvenes no se beneficiaron de una dosis única de DHEA. 75
Un pequeño estudio doble ciego aconsejó que la DHEA podría se útil para la depresión . 15
La DHEA también podría ser útil para las personas con insuficiencia suprarrenal, de acuerdo a algunos 9,10 pero no todos los 7 estudios. Nota: El término "insuficiencia suprarrenal" se refiere a la pérdida total de la función de las glándulas suprarrenales, provocada por una cirugía o una infección. El término "debilidad suprarrenal" como la usan los profesionales de la naturopatía se refiere a algo más sutil y vago.
Un estudio doble ciego, controlado por placebo indica que la DHEA podría elevar el tratamiento de medicamentos de la esquizofrenia . 8
Una pequeña prueba doble ciego sugiere que la DHEA puede mejorar los sentimientos subjetivos de bienestar en las personas con VIH ; 24 sin embargo, otra pequeña prueba falló en encontrar beneficios. 25
Evidencia altamente preliminar sugiere que la DHEA podría ayudar a mejorar los síntomas del síndrome de la fatiga crónica. 17 mejorar la respuesta inmune a las vacunas. 18,19 y reforzar la inmunidad de las próxima quemaduras. 20,21 Una evidencia débil también sugiere que los complementos de DHEA podrían reducir el riesgo de enfermedades cardíacas , especialmente en hombres. 39 - 44
Para muchos otros usos propuestos de la DHEA, los resultados de los estudios son más negativos que positivos.
En primer lugar porque la DHEA se reduce naturalmente con la edad, esta hormona ha sido exageradamente promocionada como un tipo de fuente de la juventud. Sin embargo, siete estudios han encontrado que los complementos de DHEA no mejoran el humor o el bienestar general en personas ancianas, 31 - 36,73 y dos estudios encontraron que el uso de DHEA no aumenta la masa muscular en los ancianos. 15,30
Los atletas han utilizado la DHEA bajo el supuesto controversial de que limita la respuesta del cuerpo al cortisol y por lo tanto provoca un aumento en el crecimiento de los tejidos de los músculos. 26,27 Sin embargo, mirándola bien, la evidencia actual sugiere que el uso de DHEA no aumentará la habilidad en el desempeño deportivo . 28 - 30
En un prueba doble ciego controlada por placebo de 6 meses de duración de 58 personas con la enfermedad de Alzheimer , el uso de la DHEA con 50 mg dos veces al día no mejoró los síntomas. 16
La DHEA ha sido propuesta como una ayuda para la pérdida de peso , pero la poca evidencia disponible sugiere que esta no funciona. 45

¿Cuál Es la Evidencia Científica para la DHEA (Dehidroeplandrosterona)?

Lupus (Lupus Sistémico Eritematoso, o SLE por sus siglas en inglés)

Una prueba doble ciego controlada por placebo de 12 meses de duración, con 381 mujeres con lupus ligero o moderado, evaluó los efectos de la DHEA en dosis de 200 mg diarios. 46 Mientras los participantes de ambos grupos, de tratamiento y placebo mejoraron (el poder del placebo es increible), la DHEA fue más efectiva al reducir muchos síntomas de la enfermedad. Sin embargo, se encontró que la DHEA afectaba de manera adversa los niveles de colesterol (específicamente, la proporción del colesterol total sobre el colesterol HDL) y elevaba los niveles de testosterona. Por esta razón, los autores de los estudios recomendaron la revisión del suero del colesterol y seguir observando los efectos adversos causados por el aumento de la testosterona.
De manera similar, en un estudio doble ciego controlado con placebo de 120 mujeres con SLE, el uso de la DHEA en dosis de 200 mg diarios disminuyó significativamente los síntomas y redujo la frecuencia de los brotes de la enfermedad. 38
Resultados positivos también fueron vistos en pequeños estudios anteriores. 47,48
Incluso si la DHEA no es lo suficientemente fuerte para controlar de manera total los síntomas del SLE por si misma, podría permitir una reducción en la dosis de medicamentos estándar más peligrosos. Además, podría ayudar directamente a contrarrestar algunos de los efectos secundarios del tratamiento con corticoesteroides, como acelerar la osteoporosis. 49,50 ( Calcio , vitamina D e Ipriflavona también podrían ayudar a prevenir la osteoporosis inducida por corticoesteroides)

Osteoporosis

La DHEA parece ser útil para la osteoporosis en mujeres mayores. Una prueba doble ciego controlada por placebo de 280 hombres y mujeres en un rango de edades de 60 a 79 años evaluó los efectos de 50 mg de DHEA diarios durante un año. 51 Los resultados indican que la DHEA puede combatir la osteoporosis en mujeres de más de 70 años. Sin embargo, los mujeres más jóvenes no respondieron al tratamiento con DHEA.
Evidencia adicional de que la DHEA podría ayudar a la osteoporosis en mujeres mayores provienen de pequeñas pruebas clínicas previas y estudios de observación. 51 - 54
La DHEA también podría ser útil para prevenir la osteoporosis en mujeres con anorexia . Las mujeres con esta enfermedad a menudo experimentan pérdida ósea, al menos en parte debido a la reducción de los niveles de estrógeno. En un estudio doble ciego de un año de duración, las mujeres con anorexia fueron asignadas al azar a recibir o la DHEA en una dosis diaria de 50 mg, o la terapia estándar de reemplazo hormonal. 23 Los resultados mostraron una preservación ósea equivalente en ambos grupos. Sin embargo, debido a que existe una duda considerable de hasta donde la terapia de reemplazo hormonal es útil para prevenir la pérdida ósea provocada por la anorexia. 22 estos resultados significaban relativamente poco.
La DHEA no parece afectar los huesos de los hombres en ninguna extensión significativa. 74

Insuficiencia Adrenal

Dos pruebas doble ciego de soporte añadieron DHEA al régimen hormonal usual para la insuficiencia adrenal. Una prueba cruzada, doble ciego y controlada por placebo, evaluó los efectos de la DHEA en 24 mujeres con esta enfermedad. Los resultados mostraron que la DHEA en una dosis de 50 mg diarios mejoraba la función sexual, los sentimientos de bienestar general y los niveles de colesterol en un período de 4 meses de tratamiento. 55 Otra prueba cruzada doble ciego abarcó 39 hombres y mujeres y encontró mejorías en los sentimientos de bienestar general y un nivel de energía por un período de 3 meses de tratamiento. 56 Sin embargo, otro estudio doble ciego falló en encontrar beneficio con una dosis de 25 mg diarios. 7

Mejorando la Libido y la Función Sexual en Mujeres

Alguna evidencia señala que la DHEA puede ser útil para mejorar la función sexual en mujeres mayores, pero no en mujeres jóvenes.
La prueba doble ciego controlada por placebo de un año de duración, de 280 hombres y mujeres previamente descritos con Osteoporosis también observó los efectos sobre la función sexual. 57 Los resultados indican que las mujeres de más de 70 años, que usaban a diario 50 mg de DHEA mejoraron su libido. Ningún hombre ni ninguna mujer menor respondieron. Dos estudios no encontraron beneficio, pero abarcaron mucha menos gente y también duraron menos tiempo. 12,13
Dos pequeños estudios doble ciego, controlados por placebo, probaron si una dosis única de DHEA de 300 mg podría aumentar la excitación sexual en mujeres pre o posmenopáusicas respectivamente. 37,75 De nuevo los resultados indicaron que la DHEA es efectiva para mujeres mayores pero no para mujeres más jóvenes.

Mejorando la Función Sexual en Hombres

Un estudio doble ciego controlado con placebo abarcó 40 hombres con disfunción eréctil que también tenían medidas de niveles bajos de DHEA. 58 Los resultados mostraron que la DHEA con una dosis de 50 mg diarios mejoraba significativamente el desempeño sexual; sin embargo, los autores fallaron en proporcionar análisis estadísticos de los resultados, haciendo imposible determinar la importancia del significado de este estudio.

Mejoría en el Desempeño Deportivo

Un pequeño estudio doble ciego no encontró aumento en el desempeño con la DHEA en dosis de 150 mg al día en hombres que se sometieron a una rutina de pesas. 59 Además, un estudio doble ciego de 12 semanas a 40 varones que entrenaban se les dio o DHEA o androstendiona en 100 mg diarios no encontró mejoría en la masa magra del cuerpo o cambios en los niveles de testosterona. 60
Una prueba cruzada doble ciego, controlada por placebo, de 16 personas, de 50 a 65 años de edad y con 12 meses de duración, descubrío cierta evidencia de pérdida de grasa y mejoría de la fuerza en los participantes varones durante el período en el cual recibieron 100 mg diarios de DHEA. 61 No se observó mejoría en las participantes femeninas.

Temas de Seguridad

La DHEA parece ser segura cuando se toma en dosis terapéuticas, por lo menos a corto plazo. Un estudio no encontró efectos secundarios significativos en 50 mujeres que tomaron más de 200 mg diarios durante un año. 62
Sin embargo, la DHEA, incluso en dosis bajas de 25 mg por día, puede reducir los niveles de colesterol HDL ("bueno"). 63,64 Además, la DHEA puede causar acné y un patrón masculino de crecimiento del vello. 65,66
Las preocupaciones han surgido por un estudio en ratas y otro en truchas que relacionaron la DHEA con el cáncer hepático. 67,68 Sin embargo, por lo menos otros cuatro estudios con animales indicaron que la DHEA puede tener algunos efectos anticáncer. 69,70
Una prueba de observación de 15 años en humanos buscaba una conexión entre la producción natural de niveles de DHEA y cáncer de seno, no encontró ninguna relación, ni positiva ni negativa. 71 Sin embargo, otro estudio encontró una relación entre los niveles altos de DHEA y el cáncer de ovario. 72 Sobretodo, la seguridad de los complementos de DHEA a largo plazo permanece desconocida. Este es el caso con muchos complementos, pero dado que existen estudios animales que sugieren que la DHEA podría aumentar el riesgo de cáncer hepático, se recomienda precaución. El estrógeno es un ejemplo de una hormona que aumenta el riesgo de ciertas formas de cáncer, y les tomó años a los investigadores descubrir este riesgo. Tenga en cuenta también que el cuerpo convierte la DHEA en otras hormonas, incluyendo estrógeno y testosterona. Esto puede ser peligroso para las mujeres con enfermedades influidas por hormonas como el cáncer de seno.
La seguridad de la DHEA para los niños pequeños, mujeres embarazadas o lactantes, y personas con enfermedades graves de hígado o riñones no ha sido establecida. Tampoco sabemos si la DHEA interactúa con otros tratamientos hormonales, como el estrógeno, aunque ciertamente existen razones de que esto podría ser.

References

1 van Vollenhoven RF, Morabito LM, Engleman EG, et al. Treatment of systemic lupus erythematosus with dehydroepiandrosterone: 50 patients treated up to 12 months. J Rheumatol . 1998;25:285 - 289.

2 van Vollenhoven RF, Park JL, Genovese MC, et al. A double-blind, placebo-controlled, clinical trial of dehydroepiandrosterone in severe systemic lupus erythematosus. Lupus. 1999;8:181 - 187.

3 Mease PJ, Merrill JT, Lahita R, et al. GL701 (prasterone, dehydroepiandrosterone) improves or stabilizes disease activity in systemic lupus erythematosus. Presented at: The Endocrine Society's 82nd Annual Meeting; June 21 - 24, 2000; Toronto, Canada.

4 Baulieu EE, Thomas G, Legrain S, et al. Dehydroepiandrosterone (DHEA), DHEA sulfate, and aging: contribution of the DHEAge Study to a sociobiomedical issue. Proc Natl Acad Sci U S A. 2000;97:4279 - 4284.

5 Labrie F, Diamond P, Cusan L, et al. Effect of 12-month dehydroepiandrosterone replacement therapy on bone, vagina and endometrium in postmenopausal women. J Clin Endocrinol Metab . 1997;82:3498 - 3505.

6 van Vollenhoven RF, Park JL, Genovese MC, et al. A double-blind, placebo-controlled, clinical trial of dehydroepiandrosterone in severe systemic lupus erythematosus. Lupus. 1999;8:181 - 187.

7 Lovas K, Gebre-Medhin G, Trovik TS, et al. Replacement of dehydroepiandrosterone in adrenal failure: no benefit for subjective health status and sexuality in a 9-month, randomized, parallel group clinical trial. J Clin Endocrinol Metab . 2003;88:1112 - 1118.

8 Strous RD, Maayan R, Lapidus R, et al. Dehydroepiandrosterone augmentation in the management of negative, depressive, and anxiety symptoms in schizophrenia. Arch Gen Psychiatry . 2003;60:133 - 141.

9 Arlt W, Callies F, van Vlijmen JC, et al. Dehydroepiandrosterone replacement in women with adrenal insufficiency. N Engl J Med. 1999;341:1013 - 1020.

10 Hunt PJ, Gurnell EM, Huppert FA, et al. Improvement in mood and fatigue after dehydroepiandrosterone replacement in Addison's disease in a randomized, double blind trial. J Clin Endocrinol Metab . 2000;85:4650 - 4656.

11 Baulieu EE, Thomas G, Legrain S, et al. Dehydroepiandrosterone (DHEA), DHEA sulfate, and aging: contribution of the DHEAge Study to a sociobiomedical issue. Proc Natl Acad Sci U S A. 2000;97:4279 - 4284.

12 Morales AJ, Nolan JJ, Nelson JC, et al. Effects of replacement dose of dehydroepiandrosterone in men and women of advancing age. J Clin Endocrinol Metab . 1994;78:1360 - 1367.

13 Flynn MA, Weaver-Osterholtz D, Sharpe-Timms KL, et al. Dehydroepiandrosterone replacement in aging humans. J Clin Endocrinol Metab . 1999;84:1527 - 1533.

14 Reiter WJ, Pycha A, Schatzl G, et al. Dehydroepiandrosterone in the treatment of erectile dysfunction: a prospective double-blind, randomized, placebo-controlled study. Urology. 1999;53:590 - 595.

15 Percheron G, Hogrel JY, Denot-Ledunois S, et al. Effect of 1-year oral administration of dehydroepiandrosterone to 60- to 80-year-old individuals on muscle function and cross-sectional area: a double-blind placebo-controlled trial. Arch Intern Med . 2003;163:720 - 727.

16 Wolkowitz OM, Kramer JH, Reus VI, et al. DHEA treatment of Alzheimer's disease: a randomized, double-blind, placebo-controlled study. Neurology . 2003;60:1071 - 1076.

17 Himmel PB, Seligman TM. A pilot study employing dehydroepiandrosterone (DHEA) in the treatment of chronic fatigue syndrome. J Clin Rheumatol. 1999;5:56 - 59.

18 Araneo B, Dowell T, Woods ML, et al. DHEAS as an effective vaccine adjuvant in elderly humans. Proof-of-principle studies. Ann N Y Acad Sci. 1995;774:232 - 248.

19 Evans TG, Judd ME, Dowell T, et al. The use of oral dehydroepiandrosterone sulfate as an adjuvant in tetanus and influenza vaccination of the elderly. Vaccine. 1996;14:1531 - 1537.

20 Araneo B, Daynes R. Dehydroepiandrosterone functions as more than an antiglucocorticoid in preserving immunocompetence after thermal injury. Endocrinology. 1995;136:393 - 401.

21 Araneo BA, Shelby J, Li G-Z, et al. Administration of dehydroepiandrosterone to burned mice preserves normal immunologic competence. Arch Surg. 1993;128:318 - 325.

22 Klibanski A, Biller BM, Schoenfeld DA, et al. The effects of estrogen administration on trabecular bone loss in young women with anorexia nervosa. J Clin Endocrinol Metab . 1995;80:898-904.

23 Gordon CM, Grace E, Emans SJ. Effects of oral dehydroepiandrosterone on bone density in young women with anorexia nervosa: a randomized trial. J Clin Endocrinol Metab . 2002;87:4935 - 4941.

24 Piketty C, Jayle D, Leplege A, et al. Double-blind placebo-controlled trial of oral dehydroepiandrosterone in patients with advanced HIV disease. Clin Endocrinol (Oxf). 2001;55:325 - 330.

25 Rabkin JG, Ferrando SJ, Wagner GJ, et al. DHEA treatment for HIV+ patients: effects on mood, androgenic and anabolic parameters. Psychoneuroendocrinology. 2000;25:53 - 68.

26 Regelson W, Kalimi M. Dehydroepiandrosterone (DHEA) - the multifunctional steroid. II. Effects on the CNS, cell proliferation, metabolic and vascular, clinical, and other effects. Mechanism of action? Ann N Y Acad Sci . 1994;719:564 - 575.

27 Regelson W, Loria R, Kalimi M. Dehydroepiandrosterone (DHEA) - the "Mother Steroid." I. Immunologic action. Ann N Y Acad Sci . 1994;719:553 - 563.

28 Brown GA, Vukovich MD, Sharp RL, et al. Effect of oral DHEA on serum testosterone and adaptations to resistance training in young men. J Appl Physiol . 1999;87:2274 - 2283.

29 Wallace MB, Lim J, Cutler A, et al. Effects of dehydroepiandrosterone vs androstenedione supplementation in men. Med Sci Sports Exerc . 1999;31:1788 - 1792.

30 Morales AJ, Haubrich RH, Hwang JY, et al. The effect of six months treatment with a 100 mg daily dose of dehydroepiandrosterone (DHEA) on circulating sex steroids, body composition and muscle strength in age-advanced men and women. Clin Endocrinol (Oxf) . 1998;49:421 - 432.

31 Wolf OT, Neumann O, Hellhammer DH, et al. Effects of a two-week physiological dehydroepiandrosterone substitution on cognitive performance and well-being in healthy elderly women and men. J Clin Endocrinol Metab . 1997;82:2363 - 2367.

32 Barnhart KT, Freeman E, Grisso JA, et al. The effect of dehydroepiandrosterone supplementation to symptomatic perimenopausal women on serum endocrine profiles, lipid parameters, and health-related quality of life. J Clin Endocrinol Metab. 1999;84:3896 - 3902.

33 Flynn MA, Weaver-Osterholtz D, Sharpe-Timms KL, et al. Dehydroepiandrosterone replacement in aging humans. J Clin Endocrinol Metab. 1999;84:1527 - 1533.

34 van Niekerk JK, Huppert FA, Herbert J. Salivary cortisol and DHEA: association with measures of cognition and well-being in normal older men, and effects of three months of DHEA supplementation. Psychoneuroendocrinology. 2001;26:591 - 612.

35 Kudielka BM, Hellhammer J, Hellhammer DH, et al. Sex differences in endocrine and psychological responses to psychosocial stress in healthy elderly subjects and the impact of a 2-week dehydroepiandrosterone treatment. J Clin Endocrinol Metab. 1998;83:1756 - 1761.

36 Arlt W, Callies F, Koehler I, et al. Dehydroepiandrosterone supplementation in healthy men with an age-related decline of dehydroepiandrosterone secretion. J Clin Endocrinol Metab. 2001;86:4686 - 4692.

37 Hackbert L, Heiman JR. Acute dehydroepiandrosterone (DHEA) effects on sexual arousal in postmenopausal women. J Womens Health Gend Based Med . 2002;11:155 - 162.

38 Chang DM, Lan JL, Lin HY, et al. Dehydroepiandrosterone treatment of women with mild-to-moderate systemic lupus erythematosus: A multicenter randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Arthritis Rheum . 2002;46:2924 - 2927.

39 Barrett-Connor E, Goodman-Gruen D. Dehydroepiandrosterone sulfate does not predict cardiovascular death in postmenopausal women. The Rancho Bernardo Study. Circulation. 1995;91:1757 - 1760.

40 Herrington DM, Nanjee N, Achuff SC, et al. Dehydroepiandrosterone and cardiac allograft vasculopathy. J Heart Lung Transplant. 1996;15:88 - 93.

41 Jesse RL, Loesser K, Eich DM, et al. Dehydroepiandrosterone inhibits human platelet aggregation in vitro and in vivo.Ann N Y Acad Sci. 1995;774:281 - 290.

42 Barrett-Connor E, Khaw K-T, Yen SSC. A prospective study of dehydroepiandrosterone sulfate, mortality, and cardiovascular disease. N Engl J Med. 1986;315:1519 - 1524.

43 Nafziger AN, Herrington DM, Bush TL. Dehydroepiandrosterone and dehydroepiandrosterone sulfate: their relation to cardiovascular disease. Epidemiol Rev. 1991;13:267 - 293.

44 Barrett-Connor E, Khaw K-T. Absence of an inverse relation of dehydroepiandrosterone sulfate with cardiovascular mortality in postmenopausal women [letter]. N Engl J Med. 1987;317:711.

45 Vogiatzi MG, Boeck MA, Vlachopapadopoulou E, et al. Dehydroepiandrosterone in morbidly obese adolescents: effects on weight, body composition, lipids, and insulin resistance. Metabolismo. 1996;45:1011 - 1015.

46 Mease PJ, Merrill JT, Lahita R, et al. GL701 (prasterone, dehydroepiandrosterone) improves or stabilizes disease activity in systemic lupus erythematosus. Presented at: The Endocrine Society's 82nd Annual Meeting; June 21 - 24, 2000; Toronto, Canada.

47 van Vollenhoven RF, Morabito LM, Engleman EG, et al. Treatment of systemic lupus erythematosus with dehydroepiandrosterone: 50 patients treated up to 12 months. J Rheumatol . 1998;25:285 - 289.

48 van Vollenhoven RF, Park JL, Genovese MC, et al. A double-blind, placebo-controlled, clinical trial of dehydroepiandrosterone in severe systemic lupus erythematosus. Lupus. 1999;8:181 - 187.

49 Robinzon B, Cutulo M. Should dehydroepiandrosterone replacement therapy be provided with glucocorticoids? Reumatología (Oxford). 1999;38:488 - 495.

50 van Vollenhoven RF, Park JL, Genovese MC, et al. A double-blind, placebo-controlled, clinical trial of dehydroepiandrosterone in severe systemic lupus erythematosus. Lupus. 1999;8:181 - 187.

51 Baulieu EE, Thomas G, Legrain S, et al. Dehydroepiandrosterone (DHEA), DHEA sulfate, and aging: contribution of the DHEAge Study to a sociobiomedical issue. Proc Natl Acad Sci U S A. 2000;97:4279 - 4284.

52 Labrie F, Diamond P, Cusan L, et al. Effect of 12-month dehydroepiandrosterone replacement therapy on bone, vagina and endometrium in postmenopausal women. J Clin Endocrinol Metab . 1997;82:3498 - 3505.

53 van Vollenhoven RF, Park JL, Genovese MC, et al. A double-blind, placebo-controlled, clinical trial of dehydroepiandrosterone in severe systemic lupus erythematosus. Lupus. 1999;8:181 - 187.

54 Greendale GA, Edelstein S, Barrett-Connor E. Endogenous sex steroids and bone mineral density in older women and men: the Rancho Bernardo Study. J Bone Miner Res. 1997;12:1833 - 1843.

55 Arlt W, Callies F, van Vlijmen JC, et al. Dehydroepiandrosterone replacement in women with adrenal insufficiency. N Engl J Med. 1999;341:1013 - 1020.

56 Hunt PJ, Gurnell EM, Huppert FA, et al. Improvement in mood and fatigue after dehydroepiandrosterone replacement in Addison's disease in a randomized, double blind trial. J Clin Endocrinol Metab . 2000;85:4650 - 4656.

57 Baulieu EE, Thomas G, Legrain S, et al. Dehydroepiandrosterone (DHEA), DHEA sulfate, and aging: contribution of the DHEAge Study to a sociobiomedical issue. Proc Natl Acad Sci U S A. 2000;97:4279 - 4284.

58 Reiter WJ, Pycha A, Schatzl G, et al. Dehydroepiandrosterone in the treatment of erectile dysfunction: a prospective, double-blind, randomized, placebo-controlled study. Urology. 1999;53:590 - 595.

59 Brown GA, Vukovich MD, Sharp RL, et al. Effect of oral DHEA on serum testosterone and adaptations to resistance training in young men. J Appl Physiol. 1999;87:2274 - 2283.

60 Wallace MB, Lim J, Cutler A, et al. Effects of dehydroepiandrosterone vs androstenedione supplementation in men. Med Sci Sports Exerc. 1999;31:1788 - 1792.

61 Morales AJ, Haubrich RH, Hwang JY, et al. The effect of six months treatment with a 100 mg daily dose of dehydroepiandrosterone (DHEA) on circulating sex steroids, body composition and muscle strength in age-advanced men and women. Clin Endocrinol (Oxf). 1998;49:421 - 432.

62 van Vollenhoven RF, Morabito LM, Engleman EG, et al. Treatment of systemic lupus erythematosus with dehydroepiandrosterone: 50 patients treated up to 12 months. J Rheumatol . 1998;25:285 - 289.

63 Casson PR, Santoro N, Elkind-Hirsch K, et al. Postmenopausal dehydroepiandrosterone administration increases free insulin-like growth factor-I and decreases high-density lipoprotein: a six-month trial. Fertil Steril. 1998;70:107 - 110.

64 Mease PJ, Merrill JT, Lahita R, et al. GL701 (prasterone, dehydroepiandrosterone) improves or stabilizes disease activity in systemic lupus erythematosus. Presented at: The Endocrine Society's 82nd Annual Meeting; June 21 - 24, 2000; Toronto, Canada.

65 Mease PJ, Merrill JT, Lahita R, et al. GL701 (prasterone, dehydroepiandrosterone) improves or stabilizes disease activity in systemic lupus erythematosus. Presented at: The Endocrine Society's 82nd Annual Meeting; June 21 - 24, 2000; Toronto, Canada.

66 van Vollenhoven RF, Engleman EG, McGuire JL. Dehydroepiandrosterone in systemic lupus erythematosus. Results of a double-blind, placebo-controlled, randomized clinical trial. Arthritis Rheum . 1995;38:1826 - 1831.

67 Gatto V, Aragno M, Gallo M, et al. Dehydroepiandrosterone inhibits the growth of DMBA-induced rat mammary carcinoma via the androgen receptor. Oncol Rep . 1998;5:241 - 243.

68 Orner GA, Mathews C, Hendricks JD, et al. Dehydroepiandrosterone is a complete hepatocarcinogen and potent tumor promoter in the absence of peroxisome proliferation in rainbow trout. Carcinogenesis . 1995;16:2893 - 2898.

69 Shibata MA, Hasegawa R, Imaida K, et al. Chemoprevention by dehydroepiandrosterone and indomethacin in a rat multiorgan carcinogenesis model. Cancer Res . 1995;55:4870 - 4874.

70 Simile M, Pascale RM, De Miglio MR, et al. Inhibition by dehydroepiandrosterone of growth and progression of persistent liver nodules in experimental rat liver carcinogenesis. Int J Cancer . 1995;62:210 - 215.

71 Barrett-Connor E, Friedlander NJ, Khaw K-T. Dehydroepiandrosterone sulfate and breast cancer risk. Cáncer Res. 1990;50:6571 - 6574.

72 Helzlsouer KJ, Alberg AJ, Gordon GB, et al. Serum gonadotropins and steroid hormones and the development of ovarian cancer. JAMA. 1995;274:1926 - 1930.

73 Wolf OT, Naumann E, Hellhammer DH, et al. Effects of dehydroepiandrosterone replacement in elderly men on event-related potentials, memory, and well-being. J Gerontol. 1998;53:M385-M390.

74 Kahn AJ, Haloran B. Dehydroepiandrosterone supplementation and bone turnover in middle-aged to elderly men. J Clin Endocrinol Metab. 2002;87:1544-1549.

75 Meston CM, Heiman JR. Acute dehydroepiandrosterone effects on sexual arousal in premenopausal women. J Sex Marital Ther. 2002;28:53-60.

Revision Information