For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index
by Polsdorfer R

Revisión para la Enfermedad Arterial Periférica (PAD)

El propósito de la revisión es el diagnóstico y tratamiento tempranos. Generalmente, las pruebas de revisión se administran a personas sin síntomas, pero que pudieran estar en alto riesgo para ciertas enfermedades o condiciones.
Debido a que la enfermedad arterial periférica causada por la aterosclerosis es una condición progresiva, la revisión se dirige a detectar las enfermedades causales: fumar, presión arterial elevada , diabetes , desórdenes de grasa en la sangre (como niveles elevados de colesterol) y obesidad . Su revisión anual de la salud está diseñada para detectar las señales tempranas de estas enfermedades mayores.
Inspección visual: Su doctor debe observar cuidadosamente la piel de todos sus miembros durante las revisiones regulares. Los cambios en la textura de la piel y/o del color, la presencia de ulceraciones o las heridas que no sanan pueden indicar PAD.
Pulsaciones: Su médico puede escuchar y sentir sus pulsaciones en sus pies e ingles. Los soplos (sonidos anormales en las arterias que se detectan con un estetoscopio) y las pulsaciones débiles son señales de una posible PAD.
Índice de presión arterial tobillo/brazo (ABI) : Para determinar el ABI, su médico toma la presión de los brazos y tobillos utilizando un medidor de presión sanguínea y un instrumento sencillo llamado Doppler para detectar el flujo sanguíneo. Las lecturas de la presión sanguínea se utilizan para calcular su ABI. Un valor menor o igual a 0.9 indica PAD.
Presión sanguínea : Su médico debe revisar su presión sanguínea en cada consulta. Una presión sanguínea que sea menor en un miembro que en los otros puede indicar PAD en los vasos que sirven a dicha extremidad.
Azúcar en la orina y en la sangre: Estas pruebas de rutina pueden identificar diabetes, un riesgo mayor para enfermedades vasculares.
Grasas en la sangre: Un panel de lípidos mide el colesterol total, tanto el colesterol bueno (HDL) como el malo (LDL), y los triglicéridos. La grasa anormal en la sangre es un factor de riesgo para PAD. El tratamiento adecuado para los desórdenes de grasa en la sangre (hiperlipidemias) puede reducir la incidencia de enfermedades ateroscleróticas.

References

American Heart Associationwebsite. Disponible en: http://www.americanheart.org/ .
Braunwald E, Fauci AS, eds. Harrison's Principles of Internal Medicine . 16th ed. McGraw-Hill Professional; 2004.
Textbook of Clinical Neurology 2nd ed. W.B. Saunders; 2003.

Revision Information

  • Reviewer: Michael J. Fucci, DO
  • Update Date: 09/26/2012