For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index

Diagnóstico de Melanoma

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Muchos casos de melanoma se detectan durante exámenes físicos de rutina o al realizarse un auto examen de la piel.
El doctor examinará su piel y lunares. Si alguno de sus lunares parece ser canceroso, el médico toma una muestra de tejido y la envía a un laboratorio para su análisis. Un patólogo examinará la muestra de tejido bajo microscopio para revisarla de células cancerosas. Otros lunares serán monitoreados durante un periodo de tiempo.
El doctor también puede examinar los nódulos linfáticos en la ingle, debajo del brazo, el cuello o áreas cercanas al lunar sospechoso. Los nódulos linfáticos agrandados sugieren que el melanoma podría haberse diseminado más allá del lunar. El médico puede necesitar tomar una muestra del tejido del ganglio linfático para detectar células cancerosas. Es importante saber si el melanoma se ha extendido o no más allá del sitio del tumor para involucrar los nódulos linfáticos ya que esto cambia tanto el estadio del tumor como el tratamiento requerido.
Una vez que se detecta un melanoma, se realizan pruebas para encontrar el grosor de la lesión principal y si el cáncer se ha expandido y si es así, en qué extensión. Esta información ayuda a que su doctor determine cuál es el mejor tratamiento para usted. El melanoma, como otros cánceres, se clasifica según sus estadios. Cuanto más bajo sea el estadio, más fácil es tratar el tumor y más probabilidades existen de curarlo.
La clasificación en estadios es un intento cuidadoso de determinar la extensión de la invasión del cáncer. Se considera el grosor del tumor, la presencia de células cancerígenas en los nódulos linfáticos locales, si el cáncer se ha diseminado o no más allá de su ubicación primaria y, si es así, cuáles partes del cuerpo están afectadas. Según el espesor del tumor original, otras pruebas para determinar la estadificación pueden incluir lo siguiente:
  • Análisis de sangre
  • Radiografía torácica
  • Tomografía por emisión de positrones (TEP): se inyecta una sustancia radioactiva en el torrente circulatorio que se rastrea con un escáner. Las áreas cancerosas absorben más substancia radioactiva que el tejido normal y se visualiza como "puntos calientes".
  • RMN: se utilizan ondas magnéticas para tomar imágenes del interior del cuerpo. En algunos casos, es posible que deban inyectarle un medio de contraste en el torrente circulatorio.
  • Tomografía computarizada: similar a las radiografías, toma imágenes más claras y desde varios ángulos del interior del cuerpo. Las tomografías computarizadas pueden producir imágenes de los órganos y los vasos sanguíneos. En algunos casos, es posible que deban inyectarle un medio de contraste en el torrente circulatorio.
  • Estudio de ganglio linfático centinela: el cirujano inyecta un marcador radioactivo en el lugar del tumor y después sigue dicho marcador al interior de la región del ganglio linfático. Entonces selectivamente se remueven sólo aquellos nódulos que recogen la radioactividad para ver si éstos tienen cáncer. Si es así, se realiza una disección más completa del nódulo linfático, junto con quimioterapia e inmunoterapia. Si ninguno de los nódulos tiene cáncer en ellos, el procedimiento está completo y por lo general no se ofrecen terapias posteriores a menos que el tumor mismo esté muy profundo o grande.
Actualmente, se utilizan los siguientes estadios para clasificar el melanoma:
En el estadio 0, los melanocitos anormales se encuentran en la epidermis, la capa externa de la piel. Es posible que estos melanocitos anormales se conviertan en cáncer y se propaguen al tejido normal cercano. El estadio 0 también se denomina “melanoma localizado”.
En el estadio I, el melanoma está formado. El estadio I se divide en estadio IA y estadio IB. En los estadios IA y IB, el melanoma no está presente en los ganglios linfáticos ni en órganos distantes.
  • Estadio IA. En este estadio, el tumor no tiene más de 1 mm de espesor y tampoco presenta úlcera.
  • Estadio IB. En este estadio, hay dos posibilidades:
    • El tumor no mide más de 1 mm de espesor y presenta úlcera.
    • El tumor mide de 1 a 2 mm de espesor y no presenta úlcera.
El estadio II se divide en los estadios IIA, IIB y IIC. Los melanomas en estadio II no están presentes en los ganglios linfáticos ni en órganos distantes.
  • Estadio IIA. En este estadio, hay dos posibilidades:
    • El tumor mide de 1 a 2 mm de espesor y presenta úlcera.
    • El tumor mide de 2 a 4 mm de espesor y no presenta úlcera.
  • Estadio IIB. En este estadio, hay dos posibilidades:
    • El tumor mide de 2 a 4 mm de espesor y presenta úlcera.
    • El tumor mide más de 4 mm de espesor y no presenta úlcera.
  • Estadio IIC. En este estadio, el tumor mide más de 4 mm de espesor y presenta úlcera.
Estadio III. En este estadio, el tumor puede tener cualquier espesor y se propagó a los ganglios linfáticos del área, pero sin llegar a órganos distantes.
En el estadio IV, el melanoma se propagó a otros lugares del organismo, más allá del área original de la piel. Esto puede incluir a ganglios linfáticos u órganos distantes.

References

Imaging tests. Melanoma Research Foundation website. Available at: http://www.melanoma.org/learn-more/melanoma-101/imaging-tests. Accessed April 8, 2013.

Melanoma. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php. Updated April 3, 2013. Accessed April 8, 2013.

Melanoma skin cancer. American Cancer Society website. Available at: http://www.cancer.org/acs/groups/cid/documents/webcontent/003120-pdf.pdf. Updated January 17, 2013. Accessed April 8, 2013.

Revision Information