For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index
by Wood D

Reduciendo Su Riesgo de Hepatitis Viral

La hepatitis es una enfermedad contagiosa que es prevenible. Los principios básicos de prevención incluyen evitar el contacto con los líquidos corporales o con la sangre de otras personas y practicar una buena higiene. Además, hay vacunas disponibles para prevenir algunos tipos de hepatitis. Estas se administran a las personas en alto riesgo de contraer la enfermedad.
La sangre y líquidos corporales infectados pueden diseminar la hepatitis. Para evitar el contacto:
  • No se inyecte drogas ilícitas, especialmente con agujas compartidas. Busque ayuda para dejar de usar drogas.
  • No tenga relaciones sexuales con parejas que tengan hepatitis u otras enfermedades de transmisión sexual.
  • Practique el sexo seguro (usando condones de látex) o absténgase de tener relaciones sexuales.
  • Limite su cantidad de parejas sexuales. Una relación mutuamente monógama es lo mejor.
  • Evite compartir productos de higiene personal (por ejemplo, cepillos de dientes, rastrillos).
  • Evite manipular objetos que puedan estar contaminados con sangre infectada de hepatitis.
  • Done su propia sangre antes de una cirugía electiva para que pueda ser utilizada en caso de que necesite una transfusión sanguínea.
  • Es mejor que usted evite tatuarse o las perforaciones del cuerpo. Si usted se realiza un tatuaje o una perforación, asegúrese de que el artista o la persona que realiza las perforaciones esterilice adecuadamente el equipo antes de utilizarlo. Usted se puede infectar si los utensilios tienen la sangre de alguien más.
  • Los profesionales del cuidado de la salud siempre deben seguir precauciones de rutina para evitar el contagio y manipular con cuidado las agujas y otros instrumentos afilados y desecharlos de forma adecuada.
  • Utilice guantes cuando toque o limpie los líquidos corporales de los objetos personales, como:
    • Vendajes
    • Curitas
    • Tampones
    • Recubrimientos
  • Cubra heridas o cortaduras abiertas.
  • Utilice sólo agujas esterilizadas para medicamentos inyectados, extracción de sangre, perforaciones de los oídos y para los tatuajes.
  • Si usted está embarazada, realícese una prueba para la hepatitis B. Los bebés nacidos de madres con hepatitis B deben ser tratados dentro de un lapso de 12 horas después de nacer.
Una buena higiene puede evitar la transmisión de algunas formas de hepatitis.
  • Lávese las manos con jabón y agua después de ir al baño o de cambiar un pañal.
  • Lávese las manos con agua y jabón antes de comer o de preparar los alimentos.
  • Limpie cuidadosamente todos los utensilios caseros después de utilizarlos.
Si usted pertenece a un grupo en alto riesgo, pregúntele a su médico sobre la posibilidad de vacunarse contra la hepatitis. Hay vacunas disponibles para la hepatitis A y B.
  • La vacuna para la hepatitis A se produce del virus inactivo de la hepatitis A y es altamente efectiva en la prevención de la infección. Generalmente (pero no siempre) una serie de dos inyecciones provee protección duradera.
  • La vacuna contra la hepatitis tarda un mes para volverse completamente efectiva, así que planee el vacunarse con anticipación si es que usted necesita viajar. Para un sólo viaje y por poco tiempo o si usted necesita protección inmediata, los Centers for Disease Control and Prevention continúan recomendando una inyección de globulina gamma.
  • Generalmente se recomienda la vacuna de la hepatitis A para:
    • Personas que tienen una enfermedad hepática crónica o con un desorden en el factor de coagulación
    • Personas que viven en áreas con malas condiciones de salud o para quienes tienen contacto físico cercano con las personas de dichas áreas
    • Personas que viajan a países donde se tienen malas condiciones de salud
    • Niños que viven en áreas que tienen altos índices de hepatitis A o de epidemias repetitivas de hepatitis A
    • Personas que están en riesgo de contraer hepatitis A debido a su trabajo (por ejemplo, que involucre trabajar con primates, en laboratorios de investigación)
    • Personas que utilicen drogas ilícitas (sean o no inyectadas)
    • Hombres que tiene relaciones sexuales con otros hombres
  • Consulte con su médico para ver si usted debe recibir la vacuna, y de ser así, cuántas inyecciones debe aplicarse.
  • La hepatitis B puede prevenirse a través de la vacunación. Cualquiera que esté en un riesgo aumentado para la hepatitis B debe vacunarse. La serie de vacunas, que consta de tres inyecciones en un periodo de seis meses, generalmente se recomienda para:
    • Trabajadores del área de la salud
    • Trabajadores de la seguridad pública
    • Personas que proveen servicios directos a aquellos con discapacidades del desarrollo
    • Internos a largo plazo de instalaciones correccionales
    • Personas con múltiples parejas sexuales
    • Hombres que tengan relaciones sexuales con otros hombres
    • Personas que se inyecten drogas ilegales
    • Personas que vivan con alguien que tenga hepatitis B
    • Personas que tengan una pareja sexual con hepatitis B
    • Personas que tengan un desorden sanguíneo que requiera tratamiento con productos sanguíneos
    • Personas que se someten a diálisis renal
    • Personas que viajan o que viven en áreas donde la hepatitis B es común
    • Personas emigran, o hijos de inmigrantes, provenientes de partes del mundo con índices moderados o altos de hepatitis B
    • Personas diagnosticadas con una enfermedad de transmisión sexual
    • Bebés nacidos de madres infectadas
Ésta es una inyección que contiene anticuerpos que ayudan a proveer protección de la hepatitis A durante aproximadamente 1-3 meses. Por lo general se administra:
  • Antes de exponerse al virus, o
  • Dentro de un lapso de dos semanas después de exponerse al virus

References

Centers for Disease Control and Prevention (CDC) website. Disponible en: http://www.cdc.gov/ .
Hepatitis Foundation International website. Disponible en: http://www.hepfi.org/ .
Hepatitis Information Network website. Disponible en: http://www.hepnet.com/ .
National Digestive Diseases Information Clearinghouse website. Disponible en: http://digestive.niddk.nih.gov/ .

Revision Information

  • Reviewer: Daus Mahnke, MD
  • Update Date: 03/15/2013