For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index

Factores de Riesgo para la Enfermedad Pulmonar Obstructora Crónica (COPD)

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.
Es posible desarrollar COPD con o sin los factores de riesgo listados a continuación. Sin embargo, entre más factores de riesgo tenga, mayor es su tendencia a desarrollar COPD. Si usted tiene una determinada cantidad de factores de riesgo, pregúntele a su médico qué puede hacer para reducir su riesgo.
Factores de riesgo incluyen:
El factor de riesgo más importante para COPD es el fumar cigarrillos. Entre el 80% y 90% de los casos de COPD son causados por fumar cigarrillos. Aunque la mayoría de los casos de COPD están relacionados con el tabaquismo, no todos los fumadores desarrollan COPD. Esto sugiere que otros factores en su ambiente o la composición genética también contribuyen al desarrollo de COPD. Nueva investigación también sugiere que las personas que están expuestas crónicamente como fumadores pasivos tienen un riesgo incrementado de desarrollar COPD.
Aunque generalmente la COPD se desarrolla en personas mayores con un largo historial de fumar cigarrillos, una forma de enfisema tiene un componente genético, se encuentra en las familias y es más común en personas de ascendencia nor-europea. Las personas con esta forma de COPD tienen una deficiencia hereditaria de un componente sanguíneo, conocido como inhibidor de proteasa alfa-1 (antitripsina alfa-1, AAT). Se cree que aproximadamente 70,000 estadounidenses tienen esta deficiencia genética, y conforma el 1%-3% de los casos de COPD. Las personas con este defecto pueden desarrollar COPD en los primeros años de la edad mediana. Si usted tiene parientes cercanos que hayan desarrollado COPD a los treinta o cuarenta años, su riesgo de este tipo de COPD quizás se eleve. Una deficiencia de AAT puede detectarse a través de pruebas de sangre disponibles en los laboratorios médicos.
Usted es más propenso a desarrollar COPD a medida que envejece, pero esto está en parte relacionado al número de años que haya fumado cigarrillos.
Un historial de infecciones pulmonares frecuentes durante la infancia incrementa su riesgo de desarrollar COPD. Las infecciones frecuentes pueden conllevar a la cicatrización del tejido pulmonar, lo cual reduce su elasticidad y puede conllevar a COPD.
La COPD es mucho más común en hombres que en mujeres, pero esto puede estar enormemente relacionado con el índice más elevado de fumadores entre hombres. A medida que ha aumentado el número de mujeres que tienen un historial significativo de tabaquismo, el número de muertes entre mujeres relacionadas con COPD también se ha incrementado.
La COPD es más común entre personas de raza blanca, a pesar de los elevados índices de fumadores entre afroamericanos y otros grupos raciales y étnicos. Esto sugiere que los factores genéticos que incrementan el riesgo de COPD quizás sean más comunes en gente blanca que en otros grupos raciales y étnicos.
La exposición crónica al polvo, ozono y a gases o químicos, como el humo y dióxido de sulfuro emanados del tráfico, incrementa su riesgo de desarrollar COPD y puede empeorar los síntomas de la enfermedad. Aunque no se ha detectado que el humo de segunda mano incremente el riesgo de COPD, puede ocasionar otros problemas y debe evitarse.

References

American Lung Association website. Disponible en: http://www.lungusa.org/site/pp.asp?c=dvLUK9O0E&b=22542 .

National Heart, Lung and Blood Institute website. Disponible en: http://www.nhlbi.nih.gov/ .

National Institute of Public Health and the Environment (The Netherlands) website. Disponible en: http://www.rivm.nl/en/ .

National Poisons Information Center website. Disponible en: http://www.beaumont.ie/public/npic/Main%20page.htm .

Revision Information

  • Reviewer: Brian Randall, MD
  • Update Date: 10/11/2012