For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index

Diagnóstico de Cáncer Colorrectal

Su médico primero revisará su historial clínico, después le realizará un examen médico completo. Se podrían llevar a cabo uno o más de los siguientes exámenes:
Examen Rectal Digital - Su profesional en el cuidado de la salud examinará el recto para detectar abultamientos o áreas anormales al insertar un dedo enguantado lubricado dentro del recto. Aproximadamente la mitad de los cánceres de colon se pueden detectar de esta manera, especialmente si se realiza al mismo tiempo un examen para detectar sangre oculta. Es una buena idea que nunca pida a su médico que omita su examen rectal durante una revisión de rutina y siempre esté de acuerdo que examinen sus heces fecales para detectar sangre oculta.
Rayos X del Intestino Grueso - Una radiografía proporcionará una imagen para ayudar a identificar la presencia de pólipos. Esto con frecuencia se realiza con la suma de medio de contraste (bario) para permitir una mejor examinación de la superficie del intestino.
Examen de Sangre Oculta en Heces Fecales - Se coloca una pequeña muestra de heces fecales en una tarjeta especial y se examina en un laboratorio para detectar sangre oculta. La sangre puede estar presente en las heces fecales por muchas razones, y podría no estar presente incluso al enfrentarse a cáncer colorrectal. Si es positivo, al examen se le debería dar seguimiento con un examen más específico como endoscopía, pero si es negativo, no garantiza que no esté presente el cáncer colorrectal.
Endoscopía - En un procedimiento endoscópico, el médico inserta un tubo flexible dentro del intestino y lo usa para examinar la superficie interior del intestino para revisar irregularidades, como pólipos. Esto se podría limitar a la parte inferior del colon y recto (sigmoidoscopía) o podría visualizar al intestino completo (colonoscopía).
Sigmoidoscopía - El médico inserta un sigmoidoscopio (tubo delgado e iluminado con una pequeña cámara adjunta) dentro del recto para ver el interior de la parte baja del colon y recto para detectar pólipos, tumores, o crecimientos anormales.
Colonoscopía - Una colonoscopía examina el interior del colon y recto completos usando un tubo delgado e iluminado con una pequeña cámara adjunta, el cual se inserta dentro del recto. Si se descubre un pólipo o tejido anormal durante este examen, se podría retirar y revisar para su examinación posterior. Una forma más reciente de colonoscopía, disponible en algunos centros, involucra ingerir una pequeña cámara digital, la cual entonces transmite imágenes del intestino para su revisión. Otra técnica que todavía está bajo estudio es la "colonoscopía virtual," un tipo de escáner sofisticado y detallado del cuerpo que permite que los médicos examinen el intestino sin someter al paciente a un procedimiento invasivo. Sin embargo, para la mayoría de pacientes, el estándar para examinar el colon sigue siendo la colonoscopía endoscópica (con sonda).
Procedimiento de Colonoscopía
IMAGE
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
Polipectomía - Esto involucra la extirpación de un pólipo o pólipos durante sigmoidoscopía o colonoscopía.
Biopsia - Durante una biopsia, el médico retira una muestra de tejido de un pólipo para su examinación por parte de un patólogo.
Enema de Bario - Se coloca un líquido de bario dentro del recto a través del ano. El bario es un compuesto metálico que ayuda a resaltar la imagen del tracto gastrointestinal inferior en una radiografía.
Colonoscopía Virtual - Un procedimiento más cómodo, la colonoscopía virtual, es un tipo de escáner CT que usa programas de cómputo junto con imagen de CT para examinar al colon en busca de pólipos. Se usa un catéter de goma para introducir aire dentro del colon, pero este procedimiento no requiere la introducción de tubos firmes (como lo hacen la endoscopía y el enema de bario). Por lo tanto, no hay riesgo de posible lesión al intestino. Usted no es sedado, así que el tiempo de recuperación es más corto. Además, usted no necesita conseguir transporte de ida y vuelta de este procedimiento como lo hace la endoscopía.
Estudios indican que la colonoscopía virtual casi siempre es tan efectiva como la endoscopía para determinar la presencia de pólipos. Sin embargo, si se encuentra un pólipo en una colonoscopía virtual, se necesita un segundo procedimiento para retirarlo y examinarlo; haciendo que este examen sea inadecuado si usted tiene un riesgo más alto de desarrollar pólipos. Con la endoscopía convencional, por lo general se puede realizar la biopsia al mismo tiempo. La colonoscopía virtual no está disponible en todas partes.
La clasificación en etapas es un cuidadoso intento por determinar si el cáncer se ha propagado desde el revestimiento interno del colon, y si lo ha hecho, cuáles partes del cuerpo están afectadas.
Si se encuentra cáncer, el pronóstico y tratamiento dependen de la ubicación, tamaño, y etapa del cáncer y su salud en general.
Exámenes adicionales para determinar la etapa del cáncer pueden incluir:
  • Exámenes de orina y de sangre
  • Examen físico adicional
  • Rayos X de varias partes del cuerpo, incluyendo pulmones, vejiga, riñones, nódulos linfáticos
  • Enema de bario para examinar el colon y el recto
  • Escáner CT - Ésta es una serie de rayos X reunidos por una computadora para tomar imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo.
  • Ultrasonografía - En este procedimiento, rebotan ondas sonoras de tejidos corporales, y los ecos producen una imagen.
  • Imagen de Resonancia Magnética - Se usa un imán enlazado a una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo.
  • Escáner PET - Esta es una manera relativamente nueva de buscar pequeñas cantidades de cáncer que podrían haberse propagado o no haber respondido a tratamientos curativos. Se inyecta una molécula de azúcar radioactiva dentro de su vena y después se evalúa radiográficamente unas horas después. Debido a que los tumores usan el azúcar más rápido que los tejidos normales, el marcador radioactivo adjunto a la molécula de azúcar ayuda a identificar las células del tumor.
Si se diagnostica cáncer colorrectal, se usa la siguiente clasificación en etapas para identificar cómo y dónde se ha propagado el cáncer.
  • Etapa 0 (también llamado "carcinoma in situ") - En esta etapa, las células anormales se encuentran sólo en el revestimiento más interno del colon.
  • Etapa I (también llamado cáncer de colon de Duke A) - El cáncer se ha propagado más allá del revestimiento interior del colon a la segunda y tercera capa e involucra la pared interior del colon. Sin embargo, no se ha propagado fuera de la pared del colon.
  • Etapa II (también llamado cáncer de colon de Duke B) - El cáncer se ha propagado más allá de las paredes musculares del colon y se ha propagado tan lejos como la grasa o piel delgada que rodea al colon y recto. Todavía no se ha trasladado a los nódulos linfáticos. Los nódulos linfáticos son estructuras en forma de frijol que se encuentran en todo el cuerpo que ayudan a filtrar la linfa y combatir infecciones y enfermedades.
  • Etapa III (también llamado cáncer de colon de Duke C) - El cáncer se ha propagado a nódulos linfáticos cercanos, pero no a otras partes del cuerpo.
  • Etapa IV (también llamado cáncer de colon de Duke D) - El cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo, como el hígado y pulmones.
  • Recurrente - Cáncer recurrente significa que el cáncer ha regresado después de someterse a tratamiento.

References

National Cancer Institute website. Disponible en: http://www.cancer.gov/ .

Revision Information

  • Reviewer: Mohei Abouzied, MD
  • Update Date: 09/11/2012