For more information, call: 877-CENTEGRA

A-Z Health Topics


Return to Index
by Harris MH

La Declaración de los Derechos de los Pacientes: Su derecho al respeto y a la buena atención

PD Global Business Economy 52282 En 2010, se promulgó la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio. La ley trata sobre la relación del usuario con los aseguradores, los planes de salud y todas las demás partes involucradas en el sistema sanitario. Contiene las reformas al seguro médico que comenzaron a principios de 2014 y se irá modificando a medida que pase el tiempo. El objetivo de esta ley es poner a los consumidores estadounidenses nuevamente al mando de su cobertura y asistencia sanitaria.
Junto con la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio se creó una nueva Declaración de Derechos de los Pacientes. Como en la mayoría de los casos, estos derechos van acompañados de ciertas obligaciones que determinan asumir un rol activo para lograr que el sistema funcione sin dificultades.
Algunas de las características clave de la nueva Declaración de Derechos de los Pacientes son:

Los objetivos

Aprobada originalmente en 1997, la Declaración de Derechos de los Pacientes fue diseñada para fortalecer la confianza de los consumidores en el sistema sanitario, brindar una base sólida en la que cimentar buenas relaciones médico-paciente y hacer explícitos los derechos de los pacientes a recibir una buena atención. También obliga a los pacientes a asumir un rol activo en el manejo de su propia salud. Si bien están vigentes las nuevas características dispuestas en la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, todavía se aplican las normas anteriores de la Declaración de Derechos de los Pacientes.
La Declaración establece normas basadas en el ideal de que ningún paciente, al igual que ningún ciudadano, debe tener más derechos que otro. Si está inscrito en Medicare o Medicaid, si es veterano de guerra o empleado del gobierno, si tiene cobertura a través de un empleador o paga su propio seguro médico, e incluso si no tiene cobertura médica, esta Declaración se aplica a usted.
Además de la noción básica de la igualdad de los pacientes, la Declaración incorpora algunas otras concepciones comúnmente aceptadas en los Estados Unidos. Estas son:
  • La asistencia sanitaria debe estar a disposición de todos.
  • La cobertura de asistencia sanitaria debe ser accesible.
  • Las personas especialmente vulnerables merecen ayuda adicional.
  • Las compañías de seguro deben usar sus primas para pagar una porción razonable del costo de la atención.
  • Las personas deben ser alentadas a que participen en ensayos clínicos que den como resultado nuevos medicamentos y mejores maneras de abordar las enfermedades.

Sus derechos

Derecho a información sobre calidad

Usted debe recibir información precisa y fácil de comprender sobre los planes médicos, los profesionales sanitarios y los hospitales y clínicas, de modo que pueda elegir la atención que desea inteligentemente.
Eso significa que usted debe:
  • Tener los detalles de su plan médico expresados con claridad y exactitud
  • Tener la posibilidad de acceder rápidamente a información sobre estudios, acreditación, experiencia y toda mala calificación en los antecedentes profesionales de los médicos y otros proveedores de asistencia sanitaria
  • Tener la posibilidad de obtener rápidamente una variedad de estadísticas sobre hospitales y clínicas, incluso respecto de la frecuencia con que se han realizado ciertos procedimientos en esos lugares, comparaciones entre ellos y otras instituciones, y cómo presentar quejas contra ellos

Derecho a elegir un proveedor de asistencia sanitaria

Todos los planes médicos deben ofrecerle un rango lo suficientemente amplio de opciones de cobertura, de modo que no tenga que esperar ninguno de los servicios que necesita. Las mujeres deben tener opciones de profesionales en ginecología y obstetricia, y toda persona que necesite los servicios de un especialista debe acceder a ellos. Si los planes no cumplen estas disposiciones básicas, usted tiene el derecho de procurar atención fuera del plan, sin costo adicional.
Además, si usted tiene una condición crónica o incapacitante y su plan médico da por finalizado el contrato con su médico, podrá continuar atendiéndose con su médico durante 90 días, a menos que la finalización del contrato sea con causa. Si usted está en el segundo o tercer trimestre de embarazo, podrá continuar atendiéndose con su obstetra hasta el final del puerperio.

Derecho a servicios de urgencia

Usted no necesita permiso anticipado para utilizar servicios de urgencia si tiene síntomas que un “lego prudente”, es decir, toda persona sensata, considerara como una urgencia. Si bien esta estipulación puede parecer poco clara, su objetivo es evitar que las personas hagan consultas en las salas de urgencia en lugar de pedir una cita en el consultorio del médico. Este derecho también protege a los pacientes al asegurarles que los planes médicos no les impidan usar los servicios de urgencia con la intención de ahorrar dinero.
Los planes médicos deben indicarle dónde se encuentran los servicios de urgencia más cercanos y cuánto debe pagar cuando los utilice. Recuerde que los planes médicos pueden imponer copagos más elevados si utiliza servicios de urgencia, sin importar el motivo. Usted no debe verse perjudicado si el lugar más cercano disponible en caso de una urgencia no está en su red. Las personas que trabajan en las salas de urgencia deben ponerse en contacto con su plan médico tan pronto como sea posible.
Una de las mejores maneras de evitar tener que ir a una sala de urgencia es hacer citas periódicas cuando su médico se lo indique. Esto puede significar atención de seguimiento o pruebas de laboratorio o detección. Cuanto mayor control tenga sobre su asistencia sanitaria, más libres quedarán las salas de urgencias para urgencias reales. Si tiene problemas para obtener permiso en su trabajo, busque a un médico con horario más amplio o que atienda en los fines de semana.
Sin embargo, si usted tiene una buena razón para pensar que está en problemas y que no debe esperar para ver a un médico, se le debe permitir el uso de los servicios de urgencia.

Derecho a tomar decisiones

Usted debe recibir toda la información que necesite para tomar decisiones sobre su atención sanitaria. Nadie más puede tomar estas decisiones por usted, excepto bajo las siguientes condiciones:
  • Si no puede tomar decisiones (debido a razones físicas o mentales) y le ha otorgado legalmente ese derecho a un miembro de su familia o amigo (apoderado de asistencia sanitaria).
  • Si usted está bajo la responsabilidad de una persona que le ha sido asignada por un tribunal.
Los médicos y otros profesionales sanitarios pueden recomendar un plan de acción en particular, pero usted debe estar informado de todas las opciones y tener la oportunidad de considerar cuidadosamente esas opciones antes de proceder.
Usted tiene el derecho de rehusarse a recibir tratamiento. Para asegurarse de poder ejercer ese derecho, lo mejor es especificar con anticipación qué tipo de tratamientos desea o cuáles no en caso de enfermarse gravemente y no poder hablar por sí mismo. Un “testamento vital” o documento de voluntades anticipadas es una manera de hacerlo. Para obtener más información sobre documentos de voluntades anticipadas y temas relacionados, lea el artículo de esta serie titulado Asistencia para enfermos terminales .

Derecho al respeto 

Usted debe ser tratado con respeto y buenos modales y no puede ser discriminado por ninguna razón, lo que incluye sexo, edad, raza, nacionalidad, religión, orientación sexual o discapacidad.
Los médicos deben atenderlo cuanto antes y no deben dejarlo esperando más de lo necesario. Después de la atención, deben intentar darle todo el tiempo que necesite para comprender su diagnóstico y explicarle las opciones de tratamiento.
Usted, a su vez, debe tratar a los profesionales sanitarios adecuadamente y hacer lo que esté a su alcance para promover el mutuo respeto.

Derecho a la confidencialidad 

Los profesionales sanitarios, aseguradores y proveedores no pueden hablar de sus antedecentes médicos con empleadores ni ninguna otra persona, a menos que usted los autorice, excepto que el intercambio de información sea necesario para su atención y, en algunos casos, cuando esté involucrada la ley o la salud pública. Para obtener más información sobre sus derechos a la privacidad, lea el artículo de esta serie titulado La Ley HIPAA: Su derecho a la asistencia sanitaria y la privacidad .
Usted tiene derecho a acceder a todos y cada uno de sus registros médicos. Esto le da la responsabilidad de saber lo que consta en dichos registros y de descubrir si alguien ha tenido acceso a ellos sin autorización.

Derecho a queja 

Usted tiene el derecho de denunciar y solicitar resoluciones rápidas ante cualquier problema relacionado con la asistencia sanitaria. Las cuestiones que podrían ser de su interés incluyen: facturación, denegación de tratamientos, tiempos de espera, la forma en que se lo ha tratado y falta de servicios.
Todos los planes médicos, los proveedores e instituciones relacionadas deben tener sistemas internos para gestionar quejas y apelaciones. El proceso debe ser sencillo de comprender y utilizar, y se le deben informar todas las normas.
Si necesita ayuda externa, puede recurrir a las agencias reguladoras del estado y otras agencias de protección establecidas por cada estado.

Sus responsabilidades

Además de proteger sus derechos, la Declaración de Derechos de los Pacientes también enumera aspectos específicos que debe tener en cuenta para ayudar a mejorar la calidad de su atención y las relaciones que usted establece con los profesionales sanitarios.
Entre ellos, comer saludablemente, hacer un esfuerzo para dejar malos hábitos como el tabaquismo , mostrar un interés participativo en las opiniones y consejos de su médico, cumplir los tratamientos acordados entre su médico y usted (lo que incluye tomar los medicamentos en forma responsable) y decirle a los médicos lo que tienen que saber.
Otras responsabilidades incluyen tener cuidado de no propagar enfermedades, mostrar respeto por los trabajadores sanitarios, tomarse el tiempo de entender sus planes médicos, hacer el máximo esfuerzo para pagar sus facturas, informar sobre fraude si lo advierte, y cumplir las normas y disposiciones que regulan su plan médico.

RESOURCES

Health Insurance Marketplace
http://www.healthcare.gov
United States Department of Health & Human Services
http://www.hhs.gov

CANADIAN RESOURCES

Health Canada
http://www.hc-sc.gc.ca
Healthy Alberta
http://www.healthyalberta.com

References

Consumer Bill of Rights and Responsibilities: Report to the President of the United States prepared by Advisory Commission on Consumer Protection and Quality in the Health Care Industry. Advisory Commission on Consumer Protection and Quality in the Health Care Industry website. Available at: http://archive.ahrq.gov/hcqual/cborr. Updated July 17, 1998. Accessed August 8, 2014.
Key features of the Affordable Care Act. Health Insurance Marketplace website. Available at: http://www.hhs.gov/healthcare/facts/timeline/index.html. Accessed August 8, 2014.
Patient's bill of rights. American Cancer Society website. Available at: http://www.cancer.org/Treatment/FindingandPayingforTreatment/UnderstandingFinancialandLegalMatters/patients-bill-of-rights. Updated January 6, 2014. Accessed August 8, 2014.
Patients' bill of rights. US Office of Personnel Management website. Available at: http://www.opm.gov/healthcare-insurance/healthcare/reference-materials/#url=Bill-of-Rights. Accessed August 8, 2014.
Rights and protections. Health Insurance Marketplace website. Available at: https://www.healthcare.gov/how-does-the-health-care-law-protect-me. Updated February 6, 2012. Accessed August 8, 2014.

Revision Information